Lentejas estofadas

  • Lentejas 500 g
  • cebolla
  • ajo
  • morrón
  • carne de cerdo 250 g
  • chorizo colorado 10 rodajitas
  • jerez o vino (opcional)
  • puré de tomate 1 envase
  • sal
  • pimienta
  • laurel 1 hoja
  • orégano
  • ají molido
  • provenzal
  • agua 1 litro

Lavar bien las lentejas, dejar en remojo durante toda la noche.
Colar y enjuagar, dejar en el colador mientras preparamos la salsa.
Picar finamente 1 cebolla grande o dos pequeñas (blanca, colorada o la mezcla de ambas) 1 o 2 dientes de ajo y un trocito de morrón rojo.
Cortar la carne de cerdo en cubitos (tamaño bocado), dorar en aceite caliente espolvoreado con azúcar, bañar con un chorrito de jerez para levantar el fondo de cocción. Salar la carne a gusto y sumar el chorizo colorado cortado en rodajitas, dar unas vueltas con cuchara de madera y retirar del fuego; reservar.
En el mismo fondo rehogar el picadillo de cebolla, ajo y morrón con una pizca de sal y de azúcar. Añadir las lentejas escurridas y cocinar unos minutos. Condimentar a gusto con sal, pimienta recién molida, orégano, ají molido y provenzal.
Incorporar la carne y el chorizo, el puré de tomates, la hoja de laurel y el litro de agua hirviendo. Cocinar con la cacerola destapada a fuego medio, luego bajar el fuego tapar la cacerola y seguir cocinando hasta que las lentejas queden tiernas, puede llevar un par de horas.
Si es necesario agregar un poco de agua (si se consume demasiado) o bien destapar la olla si necesitamos que la salsa se espese.

Hummus a mi manera

  • Garbanzos 200 g
  • sal
  • ajo 1 diente
  • aceite de oliva 50 cc
  • aceite de sésamo unas gotas
  • pimentón
  • pimienta
  • comino
  • jugo de limón

Lavar bien y remojar los garbanzos durante toda la noche.
Escurrir y cubrir con agua limpia.
Hervir con agua, sal gruesa y una pizca de bicarbonato (opcional) hasta que queden tiernos, puede llevar un par de horas.
Colar y reservar un poco del líquido de cocción. Dejar enfriar.
Colocar en una procesadora los garbanzos cocidos junto al diente de ajo, el aceite de oliva y los condimentos a gusto. Sumar el jugo de limón, unas dos cucharadas. Procesar hasta lograr un puré. Incorporar el líquido necesario para que tenga una consistencia media.
Rectificar la sazón, guardar en un recipiente cerrado y reservar en la heladera hasta el momento de servir.
Colocar en un bol para llevar a la mesa. Echar un hilo de aceite sobre la superficie y espolvorear a gusto con pimentón.
Nota: para ahorrar tiempo se pueden reemplazar los garbanzos hervidos por una lata ya lista para usar. La receta original lleva tahini (tahina o tahin, una pasta de sésamo) la reemplacé por el aceite de sésamo porque es lo que tengo en casa. Si usan la pasta con 1 cucharada está bien.

Pan de zapallo

  • Harina 500 g
  • sal 10 g
  • azúcar 25 g
  • levadura fresca 40 g
  • puré de zapallo 250 g
  • manteca 1 cda
  • miel 1 cda
  • agua c/n

Cocinar el zapallo o calabaza al horno o bien hervirlo.
Hacer un puré y reservar.
Mezclar la harina con la sal y el azúcar.
Añadir la levadura fresca desgranada y mezclar.
Sumar el puré de zapallo, la manteca y la miel.
Agregar el agua necesaria, unos 100 cc, para obtener una masa suave. Dejar levar en lugar tibio.
Dividir la masa en dos y bollar. Acomodar en una fuente y dejar descansar para leudar.
Pintar con huevo y llevar a horno precalentado, a temperatura moderada y cocinar hasta dorar ligeramente, unos 20 minutos.
Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Nota: en lugar de levadura fresca podes usar levadura seca, un sobrecito de 10 g. Del mismo modo se puede preparar un pan de batata o zanahoria, reemplazando el puré de zapallo por el que prefieras. Se pueden agregar semillas o frutos secos a gusto. Este pan sirve para preparar sandwiches o bien para comer a la hora del té con manteca, mermelada, queso, miel o dulce.

Morrones confitados

  • Morrones
  • aceite
  • sal
  • azúcar
  • Opcionales: ajo picado y pimienta

Colocar en una cacerola un poquito de aceite, podés usar neutro o de oliva el que gustes.
Cortar los morrones lavados, sin semillas, en tiras, colocarlos en la olla.
Espolvorear con un poco de sal y de azúcar.
Agregar si se quiere ajo picado y pimienta recién molida.
Tapar y cocinar a fuego mínimo hasta que queden tiernos.
Servir calientes, tibios o fríos, acompañando carnes y pollo.
También se pueden distribuir sobre una pizza.
Para esta preparación elegí los pimientos que quieras, rojos, verdes o amarillos, o bien un poco de cada uno.

Piadinas, masa con levadura

  • Harina con levadura 500 g
  • sal
  • aceite neutro 4 cdas
  • agua 300 cc

Mezclar la harina (lista para usar) con sal a gusto. Añadir el aceite, de girasol o maíz, y el agua, natural o tibia.
Amasar bien para conseguir un bollo suave y liso.
Tapar y dejar descansar 10 minutos o más.
Dividir la masa en pequeños bollitos. Estirar cada uno formando discos del tamaño que quieras.
Cocinarlos uno a uno en una sartén antiadherente aceitada y caliente.
Cocer de un lado, dar vuelta y terminar cocinando del otro lado.
Retirar, acomodar sobre una rejilla una piadina sobre otra haciendo una pila.
Mientras se cocinan ir dejándolas en una bolsa para mantener la humedad. Al terminar de cocinarlas retirarlas de la bolsa y taparlas con un lienzo limpio.
Dejar enfriar y volver a envasar para mantenerlas frescas hasta el momento de utilizar.
También se pueden comer, recién hechas, calentitas.
Las piadinas se rellenan con lo que gustes, pollo, carne, jamón y queso, etc… y se enrollan. Se pueden acompañar con salsas, verduras salteadas y/o queso blanco o fresco.
Nota: suelo utilizar la “harina con levadura lista para usar” que dá muy buen resultado. También se puede usar harina 000 o 0000 y añadir levadura, para medio kilo de harina son necesarios 25 g de levadura fresca o bien 5 g de levadura seca.