Cítricos

  • Naranjas

· Elegir frutas firmes y jugosas.
· La piel debe tener color parejo y brillante, sin arrugas, pliegues ni manchas.
· Las naranjas de piel gruesa son las ideales para comer frescas y para preparar dulces.
· Las de piel fina son las mejores para exprimir y consumir el jugo.
· Se conservan varios días a temperatura ambiente.
· La técnica de pelar a vivo, indica que los gajos a utilizar deben ser enteros y sin hollejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *