Hummus a mi manera

  • Garbanzos 200 g
  • sal
  • ajo 1 diente
  • aceite de oliva 50 cc
  • aceite de sésamo unas gotas
  • pimentón
  • pimienta
  • comino
  • jugo de limón

Lavar bien y remojar los garbanzos durante toda la noche.
Escurrir y cubrir con agua limpia.
Hervir con agua, sal gruesa y una pizca de bicarbonato (opcional) hasta que queden tiernos, puede llevar un par de horas.
Colar y reservar un poco del líquido de cocción. Dejar enfriar.
Colocar en una procesadora los garbanzos cocidos junto al diente de ajo, el aceite de oliva y los condimentos a gusto. Sumar el jugo de limón, unas dos cucharadas. Procesar hasta lograr un puré. Incorporar el líquido necesario para que tenga una consistencia media.
Rectificar la sazón, guardar en un recipiente cerrado y reservar en la heladera hasta el momento de servir.
Colocar en un bol para llevar a la mesa. Echar un hilo de aceite sobre la superficie y espolvorear a gusto con pimentón.
Nota: para ahorrar tiempo se pueden reemplazar los garbanzos hervidos por una lata ya lista para usar. La receta original lleva tahini (tahina o tahin, una pasta de sésamo) la reemplacé por el aceite de sésamo porque es lo que tengo en casa. Si usan la pasta con 1 cucharada está bien.

Pollo asado picante

  • Pollo 4 filetes
  • jengibre rallado 1 cdita
  • salsa picante 1 cdita
  • cebollín picado 2 cdas
  • ajo picado 1 cdita
  • miso 1 taza de té
  • sake 1 taza de té
  • aceite de sésamo 1 cda

Mezclar el jengibre con la salsa picante (puede ser tabasco o similar).
Añadir el cebollín o cebolla de verdeo o cebolla china picado finamente.
Sumar el ajo picado, el miso, el sake y el aceite de sésamo.
Incorporar el pollo y dejar macerar 15 minutos.
Calentar la plancha o la parrilla.
Asar el pollo a fuego medio hasta que quede cocido y dorado.
Servir con arroz blanco.



Alitas de pollo con soja y miel

  • Alitas de pollo 20
  • cebollas de verdeo 2 o 3
  • aceite c/n
  • salsa de soja 50 cc
  • miel 1 cda
  • sal
  • pimienta

Cortar las alitas en los cartílagos separándolas en 3 partes, desechar las puntitas (se pueden aprovechar para darle sabor a una salsa).
Despegar cuidadosamente con un cuchillo la carne del hueso y formar una bolita en uno de los extremos.
Salpimentar a gusto y dorar en una sartén con un poquito de aceite caliente.
Añadir las cebollas de verdeo en rodajitas.
Incorporar la salsa de soja y la miel.
Cocinar hasta que estén a punto y servir.



Pollo simil chino, a mi estilo

  • Muslitos de pollo deshuesados 12
  • Marinada:
  • salsa de soja 1 cda
  • jerez 1 cda
  • Salsa:
  • agua 75 cc
  • vinagre de manzana 1 cda
  • salsa de soja 1 cda
  • azúcar negra 1 cda
  • sal 1 cdita
  • Varios:
  • ajo picado 1 diente
  • cebolla 1 grande o 2 chicas
  • morrón a gusto
  • jengibre 1 trocito
  • aceite c/n
  • fécula de maíz 1 cda
  • ananá en almíbar 150 g

Lavar y escurrir el pollo.
Marinarlo en la mezcla de salsa de soja y jerez.
Para la salsa calentar el agua con el vinagre, la salsa de soja, el azúcar negra y la sal. Reservar.
Aparte, mezclar el ajo y el jengibre picados con la cebolla cortada en trocitos parejos y el morrón en dados (cantidad a gusto, se pueden usar uno a tres colores).
Rehogar con un poquito de aceite y reservar.
Dorar el pollo en aceite caliente y retirar del fuego.
En el mismo fondo de cocción verter la salsa preparada anteriormente.
Incorporar el sofrito.
Agregar el pollo.
Sumar la fécula disuelta en un poquito de agua.
Añadir el ananá en cubitos y un chorrito del almíbar.
Mezclar bien con cuchara de madera.
Cocinar a fuego medio hasta que el pollo esté a punto y la salsa algo espesita.
Servir caliente.
Nota: al estilo chino este pollo se acompaña con arroz blanco hervido.
A mi manera lo acompaño con papas fritas, también se puede optar por batatas.



Masitas sefardíes de nuez (mostachudos)

  • Nueces peladas 225 g
  • azúcar 60 g
  • huevo 1
  • canela molida una pizca
  • ralladura de naranja 1 cdita al ras
  • azúcar impalpable

Procesar las nueces con el azúcar.
Añadir el huevo, la canela y la ralladura de naranja.
Procesar un poco más hasta conseguir una pasta homogénea.
Distribuir pequeñas porciones sobre una placa aceitada o enmantecada, dejando unos 3 cm entre cada una.
Para eso hacerlo con una cuchara, luego con la misma cuchara mojada aplastar un poco.
Llevar a horno precalentado, a temperatura media y cocer 7 a 10 minutos.
Deben quedar blanquitas.
Retirar, espolvorear con azúcar impalpable y dejar enfriar bien.
Servir
Nota: reservar en frasco de vidrio o lata con buen cierre.