Bizcochitos express

  • Harina 0000 250 g
  • crema de leche 200 cc
  • sal 2 cditas

Mezclar la harina con la crema y la sal.
Integrar bien, amasar y dejar reposar.
Estirar y cortar de la forma deseada.
Pinchar la superficie con un tenedor.
Disponer los bizcochitos en una placa enmantecada.
Llevar a horno precalentado, a temperatura media, unos 10 minutos.

Masa básica salada de manteca

  • Harina 150 g
  • sal 1/2 cdita
  • manteca fría 75 g
  • agua helada 2 cdas

Tamizar la harina y la sal.
Cortar la manteca en daditos.
Agregar a la harina y mezclar con los dedos.
Formar un arenado grueso.
Añadir el agua y unir formando un bollo.
Envolver en papel film y en un repasador húmedo.
Dejar reposar en la heladera una hora o más.
Utilizar.

Pan de miel y especias

  • Miel líquida 300 cc
  • azúcar 150 g
  • agua hirviendo 1 taza
  • harina de centeno 300 g
  • sal una pizca
  • bicarbonato de sodio 1 cda
  • ron 2 cdas
  • semillas de anís 1 cda
  • canela 1/2 cdita
  • almendras molidas 50 g

Mezclar en un bol la miel, el azúcar y el agua hirviendo.
Batir bien hasta disolver el azúcar.
Mezclar aparte la harina, la sal y el bicarbonato.
Agregar poco a poco a la mezcla de miel hasta conseguir una preparación espesa.
Incorporar las especias, el ron y las almendras.
Mezclar bien y verter en un molde para budín inglés enmantecado.
Cocinar en horno medio bajo una hora y media aproximadamente.
Dejar reposar el pan un día o dos antes de consumir.

Fainá de queso

  • Queso rallado 5 cdas
  • harina leudante 5 cdas
  • sal 1/2 cdita
  • leche 250 cc
  • huevos 2
  • aceite 2 cdas

Mezclar el queso, la harina y la sal.
Licuar la leche, los huevos y el aceite.
Añadir el licuado a la mezcla anterior.
Mezclar bien y dejar reposar 15 minutos.
Verter la preparación en una pizzera aceitada.
Cocinar en horno algo fuerte 5´.
Bajar el fuego y cocinar a temperatura suave hasta que la superficie quede ligeramente dorada.
Servir caliente.

Pastel integral de cebolla

  • Cebollas 500 g
  • Harina integral superfina 2 tazas
  • harina 0000 1 taza
  • huevos 2
  • manteca 100 g
  • sal
  • pimienta
  • romero picado
  • polvo para hornear 2 cdas
  • queso rallado grueso 1 taza
  • azúcar integral 1/2 taza

Pelar y procesar en crudo las cebollas.
Mezclar con la harina.
Añadir los huevos ligeramente batidos.
Sumar el queso rallado y el romero picado (u otra hierba fresca a gusto).
Condimentar con sal y pimienta.
Incorporar la manteca y mezclar con cuchara de madera.
Verter la preparación en una asadera enmantecada y enharinada.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura media.
Retirar el pastel cuando esté cocido y dorado.
Dejar enfriar y bañar con caramelo caliente.
Cortar en cuadrados con un cuchillo caliente.
Caramelo: prepararlo con el azúcar integral, sin agua, añadir abundante pimienta y utilizar.
Nota: la cubierta de caramelo se puede reemplazar espolvoreando la superficie del pastel con azúcar impalpable.
En lugar de una versión dulce se puede preparar salado, para ello espolvorear la superficie de la masa con sal gruesa y luego hornear.
También se puede hacer sin sal ni azúcar, simplemente pintado con huevo batido antes de llevar al horno.