Tips para el cocinerito

Trabajar en la cocina siempre con la ayuda de un adulto, quién supervise y haga todo aquello que no esté a vuestro alcance.

Para separar las claras de las yemas: romper de un golpe seco la cáscara sobre el borde de una taza, abrir el huevo con los dedos pulgares y dejar caer la clara, dejando resbalar la yema de una media cáscara a la otra.
Batir a punto nieve: usar las claras a temperatura fría, añadirles una pizca de sal para lograr que levanten con mayor facilidad.
Tamizar la harina: pasarla por un cedazo o colador fino.
Ralladura de limón o naranja: rallar la cáscara superficial de la fruta, no usar la parte blanca porque resulta un poco amarga.
Pelar tomates: pasarlos por agua hirviendo un minuto y luego cortar la cocción con agua fría, la piel saldrá con facilidad.
Picar cebollas: pelarlas bajo el chorro de agua fría y cortarlas encima de la tabla húmeda.
Picar perejil y finas hierbas: cortar las hojas finamente con ayuda de una tijera.
Cocinar arroz: lavarlo con agua de la canilla, cocinarlo en agua hirviendo con una pizca de sal, según el tipo de arroz necesita entre 12 y 20 minutos de hervor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *