Berenjenas al horno

  • Berenjenas 2
  • sal
  • guindilla seca 1
  • aceite de oliva 100 cc

Colocar las berenjenas lavadas y enteras en una fuente para horno.
Cocinarlas, a temperatura media, hasta que la piel se arrugue y las berenjenas queden tiernas.
Retirar y cubrir con dos paños de cocina, dejar enfriar.
Pelar y cortar en rodajas gruesas y salar a gusto.
Cortar en aros la guindilla y macerarla una hora en el aceite de oliva extra virgen.
Bañar las berenjenas con este aceite y dejar reposar una hora o más antes de servir.
Nota: los aros de guindilla se pueden descartar o no, los más osados pueden acompañar las berenjenas con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *