Caprico, cóctel

  • Damascos secos
  • zanahoria 1
  • jugo de 1/2 limón
  • damascos en almíbar
  • azúcar negra

Cortar los damascos secos en rodajas finas.
Colocar media taza de ellos en la licuadora.
Añadir la zanahoria en cubitos.
Sumar el jugo de limón.
Agregar 2 tazas del almíbar de damasco.
Incorporar azúcar negra a gusto.
Licuar y servir.

Pastel de pan y frutillas

  • Frutillas 600 g
  • azúcar 150 g
  • licor de frutillas
  • pan lactal 8 rebanadas
  • crema de leche 200 cc

Limpiar y cortar las frutillas.
Mezclar con el azúcar y cocinar a fuego bajo 8´.
Revolver continuamente con cuchara de madera.
Retirar del fuego y dejar enfriar.
Quitar la corteza al pan y cortar las rebanadas a la mitad.
Forrar con éstas un recipiente.
Volcar encima la mitad de las frutillas.
Reservar un poco del jugo de cocción.
Cubrir con otra capa de pan y otra de fruta.
Terminar con una 3ra capa de pan y ajustar con una cuchara.
Bañar con el jugo reservado mezclado con 2 o 3 cdas de licor.
Cubrir con la crema de leche batida y endulzada a gusto.
También se pueden añadir algunas frutillas licuadas.
Decorar a gusto y servir.

Copa de chocolate y vainilla

  • Postre de chocolate 1 envase chico
  • postre de vainilla 1 envase chico
  • ron
  • vainillas 4
  • crema de leche
  • cerezas en almíbar o al marrasquino 4

Preparar los postres de chocolate y vainilla como indican los envases.
Dejar enfriar por separado.
Verter un poco de ron en 4 compoteros o copas.
Hacerlos girar para humedecer las paredes.
Cortar en trozos las vainillas y distribuirlas en dichos recipientes.
Rociarlas con un poco de ron.
Volcar en cada compotero un poco de postre de vainilla, formando una capa de 1 cm de espesor.
Repetir la operación con el postre de chocolate.
Continuar alternando los gustos hasta llenar los compoteros.
Decorar con crema batida y acomodar en el centro de cada copa una cereza.
Servir enseguida.

Crema de ricota al chocolate

  • Ricota 150 g
  • yemas 3
  • crema de leche 3 cdas
  • chocolate cobertura 200 g
  • licor de amaretto 1 copita
  • azúcar 3 cdas

Rallar el chocolate.
Derretir a baño maria con la crema de leche.
Remover con cuchara de madera.
Añadir el azúcar y seguir mezclando hasta integrar bien.
Retirar del fuego e incorporar el amaretto.
Sumar las yemas una a una.
Agregar la ricota y mezclar hasta obtener una crema suave y homogénea.
Verter en un recipiente de vidrio y llevar a la heladera.
Dejar enfriar 3 horas o más.
Decorar a gusto y servir.