Cazuela de pollo

  • Pollo 1
  • sal y pimienta
  • jugo de 1 limón
  • manteca 100 g
  • harina 2 cdas
  • vino blanco 50 cc
  • cebollitas 250 g
  • puerros cortados 1 taza
  • zanahorias baby 200 g
  • champiñones chicos 250 g
  • caldo de gallina 1 cubito
  • agua caliente 100 cc
  • perejil
  • tomillo
  • laurel 1 hoja
  • yemas 3
  • crema de leche 500 cc
  • perejil picado
  • pan tostado

Quitar la piel y la grasa al pollo, cortarlo en octavos.
Acomodarlo en una fuente, condimentar con sal y jugo de limón.
Calentar en una cacerola 50 g de manteca e incorporar el pollo.
Cocinar 10´ a fuego medio sin que se dore.
Espolvorear con harina y cocer unos segundos más; retirar.
Quitar los huesos al pollo y cortarlo en cubos; reservar.
Añadir al fondo de cocción del pollo el vino y desglasar.
Pasar este líquido por un cedazo o chino y reservar.
Fundir 50 g de manteca en una sartén profunda, wok u olla.
Añadir las cebollitas y el puerro cortado en aros.
Saltear unos minutos y sumar las zanahorias; cocer 2´ más.
Incorporar los champiñones y el cubito de caldo disuelto en el agua caliente.
Agregar el fondo de cocción colado y reservado anteriormente.
Formar un ramito con el perejil, el tomillo y el laurel; atarlo con hilo de algodón.
Añadir a la salsa y sumar el pollo.
Cocinar a fuego muy suave media hora.
Mezclar en un bol las yemas y la crema.
Verter en la cacerola y cocer unos minutos sin que hierva.
Salpimentar a gusto.
Retirar el bouquet de hierbas.
Servir en cazuela, espolvoreada con perejil picado.
Acompañar con rodajas de pan tostado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *