Conejo al vino blanco

  • Conejo 1
  • ajo 1 diente
  • aceite 1/2 vaso
  • cebolla 1
  • salvia 1 ramito
  • romero 1 ramito
  • perejil
  • cebollín
  • tomillo 1 ramito
  • sal
  • pimienta
  • vino blanco seco 400 cc

Limpiar bien el conejo, trocear y secar con un paño limpio.
Pelar y picar finamente el ajo y la cebolla.
Calentar el aceite y añadir el ajo y la cebolla picados.
Rehogar a fuego bajo para que no se doren.
Añadir el conejo y dorar, a fuego vivo, de ambos lados.
Espolvorear con las hierbas aromáticas picadas.
Salpimentar a gusto y bañar con el vino blanco.
Cocinar hasta que el conejo quede tierno.
Ir bañándolo con el jugo de cocción.
Si es necesario se puede agregar agua o caldo de carne caliente.
Retirar del fuego cuando esté a punto.
Servir o dejar enfriar, tapado, y conservar en la heladera.
Calentar antes de servir acompañado de papas o batatas fritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *