Soufflé de queso

  • manteca 60g
  • harina 60g
  • leche 50cc
  • yemas 4
  • queso emmenthal o gruyere rallado 160g
  • claras 8
  • sal y pimienta
  • nuez moscada

Untar con manteca 6 moldecitos para soufflé, dejarlos en la heladera.
Derretir la manteca, añadir la harina y revolver hasta obtener una pasta, echar de golpe la leche hervida y caliente.
Mezclar con batidor de alambre hasta formar una salsa blanca espesa.
Volcar la salsa blanca en un bol, condimentar con poca sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada.
Batir la salsa con batidor mientras incorpora gradualmente 2 yemas.
Sumar el queso rallado y seguir mezclando.
Unir las otras 2 yemas previamente batidas.
Reservar.
Batir las claras a punto nieve.
Retirar los moldes de la heladera.
Espolvorearlos con harina.
Incorporar las claras a nieve a la salsa blanca y mezclar con movimientos envolventes, usar espátula y no bajar el batido.
Distribuir la mezcla en los moldes hasta completar las ¾ partes.
Mojar en agua o manteca derretida la punta de un cuchillo y trazar en círculo superficial en el centro de cada soufflé.
Colocar los moldes en una placa para horno y cocinar a temperatura alta hasta que crezcan y se doren.
Servir enseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *