Cazuela de mejillones

  • Filete de merluza 750 g
  • sal gruesa
  • mejillones 1 kg
  • jugo de limón
  • aceite
  • zanahorias 2
  • repollo 3 o 4 hojas
  • ajo 2 dientes
  • perejil
  • orégano
  • laurel
  • azafrán 1/2 cápsula
  • agua
  • chauchas 250 g
  • papas 3 o 4
  • caldo 2 tazas
  • conserva de tomate 1 cda
  • sal y pimienta
  • aceitunas verdes
  • morrones al natural
  • oporto o ron

Lavar, secar y cortar en trozos el pescado.
Espolvorear con sal gruesa y reservar 1 hora.
Raspar y lavar los mejillones, colocarlos en una cacerola sin agua.
Tapar y cocer a fuego lento hasta que abran, desechar aquellos que queden cerrados.
Quitar la mitad de las valvas y dejarlos en las que queden adheridos.
Colar el líquido de cocción y reservar.
Enjuagar bien el pescado para quitarle el exceso de sal.
Rociarlo con jugo de limón.
Llevar una cacerola al fuego con un pocillo de aceite, añadir las zanahorias ralladas y cocinar unos 4 minutos.
Añadir las hojas tiernas de repollo picadas finamente.
Rehogar unos minutos, sumar el ajo picado, un puñado de perejil picado, orégano, unas hojitas de laurel y el azafrán diluído en una cucharada de agua caliente.
Incorporar las chauchas lavadas, las papas peladas y cortadas en trozos, la mitad de los mejillones sin caparazón y el pescado.
Aparte, mezclar el caldo con el jugo de cocción de los mejillones.
Sumar la conserva de tomate y condimentar con sal y pimienta a gusto.
Bañar con esta preparación la cazuela y cocinar, sin revolver, hasta que las verduras estén tiernas.
Acomodar encima los mejillones con su valva.
Disponer encima aceitunas verdes y morrones al natural.
Rociar con jugo de limón y espolvorear con ajo y perejil picados.
Rociar con ron u oporto caliente y encender antes de servir.
Nota: se puede enriquecer el plato añadiendo langostinos, calamaretis y almejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *