Freezer, conservación de los mariscos

Mariscos sin valvas: asegurarse que los mariscos a congelar sean frescos.
Quitarles las valvas.
Guardarlos con su propio jugo en envases para freezer.
Nota: en el caso de los mejillones cocinarlos al vapor para que abran las valvas.
Desechar aquellos que permanezcan cerrados. Guardarlos sin líquido.

Mariscos con caparazón: confirmar que los mariscos a congelar sean frescos.
Se pueden guardar en bolsas o envases para freezer.

En ambos casos la duración es de 3 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *