Ñoquis de polenta

  • Harina de maíz 500 g
  • sal gruesa 1 cda
  • muzarella 300 g
  • salvia fresca 1 ramito
  • leche 200 cc
  • fécula de maíz 1 cda
  • clara 1
  • sal
  • pimienta negra

Hervir 2 litros de agua con la sal gruesa indicada.
Verter en forma de lluvia la harina de maíz.
Cocinar durante 30 minutos, removiendo con cuchara de madera o batidor.
Volcar la preparación en una placa aceitada y dejar enfriar.
Desmoldar y cortar medallones de 3 cm de diámetro.
Acomodarlos en una fuente para horno.
Espolvorear con la muzarella rallada.
Colocar una hoja de salvia sobre cada ñoqui y reservar.
Preparar salsa blanca: mezclar la leche, la fécula y la clara apenas batida.
Cocinar a fuego suave hasta que espese.
Condimentar a gusto con sal y pimienta negra.
Salsear los ñoquis y gratinar al horno.
Servir bien calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *