Tallarines

  • Harina 700g
  • huevos 4
  • sal
  • agua fría c/n
  • aceite unas gotas

Colocar la harina en forma de corona, en el centro ubicar los huevos, una pizca de sal, un poquito de aceite y agua.
Unir bien, formando una masa de consistencia media.
Estirarla con palote, dejándola lo más fina posible.
Dejar orear un rato.
Espolvorear con harina, arrollar y cortar tiritas del grosor que guste, para conseguir tallarines finos o gruesos.
Separarlos para que queden abiertos.
Cocinarlos en agua hirviendo con sal.
Colarlos cuando estén a punto y servirlos con la salsa elegida.
¡Quedan riquísimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *