Salmón y berro

  • Salmón rosado un filete por persona
  • sal y pimienta negra
  • jengibre
  • manteca
  • vino blanco
  • aceite de oliva 1 cda
  • cebollín picado 100g
  • jugo de limón
  • berro 1 kg

Retirar la grasita de la panza del salmón, descartar las espinas.
Cortar el filete en 4 porciones.
Condimentar con pimienta y jengibre, dejar reposar en la heladera.
Colocar en una asadera un trocito de manteca, un chorrito de vino blanco seco, pimienta negra recién molida y el aceite de oliva.
Salar el pescado y ubicarlo en la fuente con la piel hacia arriba.
Cocinar en horno precalentado un poco más de cinco minutos.
Sacar el salmón del horno y retirar la piel.
Cubrir nuevamente el pescado con la piel despegada y reservar en el horno apagado.
Salsa: Hervir agua con sal, blanquear el cebollín 2´ y luego pasarlo por agua fría.
Procesar 100 g de manteca blanda con el cebollín, sal, pimienta negra molida, jugo de 2 limones y 100 cc de vino blanco seco.
Dejar descansar en la heladera 30´.
Mezclar la manteca de hierbas con 2 cdas del jugo de cocción de pescado, calentar a fuego suave.
Batir constantemente para evitar que se corte la preparación.
Mantener la salsa caliente a bañomaría.
Lavar el berro, retirar sus tallos, pasar las hojas por agua fría y secar.
Derretir 2 cdas de manteca. Añadir el berro.
Salpimentar a gusto y cocinar 2´ a fuego fuerte.
Servir los filetes de salmón y los berros.
Acompañar con la salsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *