Zarzuela de pescado

  • Calamares 250g
  • mejillones 250g
  • camarones 250g
  • merluza 150g
  • cebolla 1
  • ajo 2 dientes
  • aceite 125cc
  • tomates 250g
  • vino blanco 1 vaso

Lavar los mejillones y hervirlos en agua fría.
Sacarlos de sus valvas y reservar el caldo de cocción.
Limpiar los calamares y la merluza, cortarlos en pedazos.
Añadir las espinas y la piel al caldo de mejillones.
Cocinar hasta que se reduzca a ¾ litros, colar y reservar.
Calentar la mitad del aceite en una cacerola y rehogar la cebolla picada, el ajo picado y una hoja de laurel.
Dejar estofar a fuego lento y añadir el tomate pelado y cortado en cubitos.
Tapar y cocinar suavemente.
Poner en una sartén la otra mitad de aceite, calentar y cocinar allí los calamares, rebozados en harina.
Cuando comienzan a dorarse agregar la merluza, los camarones y los mejillones.
Salpimentar y agregar el vino blanco.
Cocinar a fuego vivo unos minutos.
Verter esta preparación sobre la de cebollas y tomate.
Sumar un poco de caldo y cocinar 15´.
Servir con rebanadas de pan frito y espolvorear con perejil picado.
Este plato es al estilo de Barcelona.

2 pensamientos en “Zarzuela de pescado

  1. En efecto, es un invento barcelonés o, mejor dicho, del Paralelo barcelonés, avenida que a finales del siglo 19 y durante buena parte del 20 fue una especie de Place Pigalle catalana. Los teatros de variedades eran muy numerosos en el Paralelo, así como también los restaurantes que no solían disponer de refrigeración para los alimentos y cuando esos empezaban a descomponerse (sobre todo el pescado y el marisco) solían “cantar”, cada uno de ellos con una “voz” diferente, desde el bajo profundo de los mejillones a la mezzosoprano de la merluza, de ahí lo de “zarzuela”. Los cocineros de la época encontraron la fórmula para poder usar los pescados al límite de la podredumbre a base de salsearlos abundantemente, de ahí la costumbre de acompañar el pescado con un gajo de limón. “Zarzuela” era el nombre dado en España a las representaciones líricas, en otros países llamaron a las suyas “operetas”, para distinguirlas de las “óperas”, un género musical mayor, aunque para algunos no es tan mayor pues hay zarzuelas y operetas de gran calidad. En este sentido, además de la zarzuela de pescado, existe en algunos restaurantes la “Opera” consistente en lo mismo que la Zarzuela pero realizada con pescado y marisco de más precio que la humilde merluza, el pobre calamar o los populares mejillones, claro está que los camarones y similares no son baratos, pero a uno por cabeza y pequeño no encarecen el plato, en cambio en la Opera podemos poner langosta, bogavante, etc…

  2. Teresita en dijo:

    Mil gracias Pep por tu aporte.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *