Bocaditos hojaldrados de roquefort

  • Tapas de hojaldre rectangulares 2
  • queso roquefort 120 g
  • manteca 60 g
  • yema de huevo

Extender la masa de hojaldre y cortar rectángulos de 8 x 5 cm.
Unir la manteca y el queso roquefort, a temperatura ambiente, a punto pomada.
Mezclar bien para obtener una preparación cremosa y homogénea.
Untar la mitad de los rectángulos de masa con esta mezcla.
Cubrir con los otros cortes de masa.
Cuadricular la superficie con un cuchillo afilado.
Pintar con yema de huevo.
Cocinar en horno caliente unos 25´.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *