Ensalada de espinaca y roquefort

  • Espinaca 1 atado
  • cebolla 1
  • queso roquefort 100 g
  • panceta ahumada
  • aceite de oliva
  • aceto balsámico
  • sal y pimienta negra

Elegir espinaca tierna; cortar las hojas.
Pelar y picar la cebolla; añadir a la espinaca cortada y mezclar.
Desmenuzar el queso roquefort y esparcirlo sobre la ensalada.
Condimentar con aceite de oliva y aceto.
Salpimentar a gusto.
Cortar la panceta en trocitos o cubitos y dorarlos en una sartén para que queden crocantes.
Distribuir sobre la ensalada preparada y servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *