Knisches

  • Harina 200 g
  • sal
  • pimienta 1/2 cdita
  • vinagre de manzana 1 cda
  • huevos 2
  • agua tibia 1 cda
  • aceite 1/2 pocillo
  • cebollas 3
  • sal gruesa 3 cdas
  • papas 500 g
  • semillas de amapola 1 cda
  • manteca

Colocar la harina, la sal y la pimienta en la procesadora.
Incorporar el vinagre, un huevo y el agua.
Procesar para obtener una masa tierna y elástica.
Retirar, formar un bollo y untarlo con aceite.
Colocarlo en una placa aceitada y cubrir con papel film.
Dejar reposar en lugar cálido.
Picar las cebollas y espolvorearlas con sal gruesa.
Dejar reposar una hora.
Cocinar las papas peladas hasta que queden tiernas.
Pisarlas para hacer un puré.
Colocar la masa sobre la mesada enharinada.
Estirar con palote dándole forma redonda.
Estirarla hasta que quede muy delgada, casi transparente.
Enjuagar bien las cebollas y mezclar con el puré de papas.
Acomodar en forma de círculo sobre la masa, dejando 2 cm desde el borde.
Doblar los bordes de la masa hacia adentro encerrando el relleno.
Hacer un corte en el centro del disco de masa y terminar de enrollar formando un aro.
Dividir la masa en porciones de 5 cm de largo.
Sellarlas con el canto de la mano a medida que se van cortando.
Tomar las porciones y presionar los centros con los dedos formando hoyos.
Acomodar los bollitos en una placa enmantecada.
Pincelar la superficie con huevo batido.
Espolvorear con semillas de amapola.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada unos 15´.
Retirar cuando los knisches estén ligeramente dorados y servir inmediatamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *