Masa para pascualina

  • Harina 500 g
  • aceite 5 cdas
  • vinagre 2 cditas
  • yema 1
  • huevo 1
  • leche 100 cc
  • agua 200 cc
  • manteca 50g

Disponer sobre la mesada, en forma de corona, la harina.
En el centro colocar el aceite y el vinagre.
Sumar la yema y el huevo.
Entibiar la leche, el agua y la manteca hasta derretirla.
Verter el líquido tibio y mezclar para unir todos los ingredientes indicados.
Amasar bien y golpear la masa durante unos 10´.
Dejar reposar el bollo de masa sobre una tabla enharinada, cubierta con un repasador húmedo, durante dos horas.
Para que la masa resulte más elástica calentar una olla al fuego, apenas tibia, y colocarla sobre la masa a modo de sombrero.
Tomar porciones de masa y estirarlos sobre la mesada enharinada con ayuda de un palote.
Alzarla y estirarla con ayuda de los nudillos.
Girar la masa sobre los puños con movimiento giratorio, yendo de derecha a izquierda y del centro a los bordes.
De esta forma la masa se puede estirar bien fina.
Continuar estirándola con el palote y recortar los bordes gruesos.
Untar con manteca derretida y tibia. Cortar en discos.
Disponer un disco de masa sobre una tartera untada con aceite.
Para lograr un buen hojaldre superponer capas de masa untando siempre con aceite cada una de las láminas.
Verter sobre ellas el relleno elegido y cubrir con capas de masa, intercaladas siempre con aceite.
Pintar la superficie con yema batida con una cucharada de azúcar y una cucharada de leche.
Hornear a temperatura moderada una hora u hora y media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *