Helado rápido, de leche condensada

  • Leche condensada 1 lata
  • duraznos en almíbar 1 lata
  • claras 2

Licuar la leche condensada con los duraznos y su almíbar.
Incorporar las claras batidas a nieve y mezclar suavemente.
Verter en un recipiente apto para congelar.
Llevar al freezer o congelador hasta que tome consistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *