Baldava

  • Masa filo 500 g
  • Almíbar:
  • azúcar 500 g
  • agua 250 cc
  • limón 1/2
  • clavos de olor 2
  • anis estrellado 1
  • canela en rama
  • Relleno:
  • manteca clarificada 500 g
  • nueces 300 g
  • pistachos 300 g
  • almendras 200 g
  • castañas de cajú 150 g
  • azúcar 100 g
  • canela en polvo 1 cda

Almíbar: Cortar el limón en rodajas y colocarlo en una cacerola junto al azúcar, el agua, los clavos de olor, el anís estrellado y la canela.
Cocinar a fuego bajo, cuando rompa el hervor retirar y reservar.
Relleno: Manteca clarificada: colocar la manteca en una ollita, derretir a fuego bajo; apagar el fuego y dejar reposar.
Retirar las impurezas de la superficie, pasar a otro recipiente, desechar el suero que quedó en el fondo.
Picar groseramente las frutas secas y mezclarlas con el azúcar y la canela.
Enmantecar bien un molde, colocar una lámina de masa filo, enmantecar y colocar otra lámina de masa.
Repetir la operación 3 veces más.
Disponer encima la mitad de los frutos secos y volver a cubrir con capas de masa enmantecadas.
Distribuir el resto de las frutas y tapar con masa filo, siempre en capas.
Pincelar con la manteca clarificada.
Cortar en cuadrados del tamaño que guste y cocinar en horno caliente (180º) hasta que queden dorados.
Retirar del horno y rociar en caliente con el almíbar.
Dejar reposar 5 horas o más.
Nota: es importante embeber el baldava con almíbar en caliente, recién salido del horno, para que absorba mejor y quede sabroso.
Preparar la manteca clarificada con anticipación y utilizarla ya fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *