Membrillos en almíbar Negrita

  • Membrillos 1 kg
  • azúcar 750 g
  • agua c/n
  • esencia de vainilla

Limpiar y lavar bien los membrillos enteros, con cáscara.
Acomodarlos en una cacerola y espolvorearlos con azúcar.
Bañarlos con el agua necesaria hasta cubrirlos.
Dejarlos reposar unas horas.
Cocinarlos a fuego mínimo hasta que los membrillos tomen color rojizo y el almíbar espese.
Perfumar con esencia de vainilla.
Cortar los membrillos en cuartos y dejar enfriar en su almíbar.
Servir solos o con crema batida, queso blanco o helado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *