Postre de manzana y queso

  • Manzanas 4
  • jugo de 1 limón
  • azúcar 4 cdas
  • canela 1 rama
  • clavos de olor 2
  • gelatina sin sabor 1 sobre
  • queso blanco 200 g
  • canela 1 cda
  • esencia de vainilla
  • frutos rojos

Pelar y cortar en cubos las manzanas.
Bañarlas con jugo de limón y espolvorear con azúcar.
Perfumar con canela y clavo de olor.
Cocinar, escurrir (reservando el jugo) y pisar.
Mezclar la gelatina con 1 pocillo del jugo reservado y frío.
Calentar para disolver bien, mientras se mezcla continuamente.
Mezclar el puré de manzana con el queso blanco.
Sumar la canela en polvo y unas gotas de esencia de vainilla.
Añadir la gelatina disuelta y mezclar bien.
Colocar la preparación en un molde savarín.
Llevar a la heladera y dejar enfriar cuatro horas o más.
Desmoldar y servir el postre decorado con frutos rojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *