Aceite de albahaca

  • Hojas de albahaca fresca 3 cdas
  • agua hirviendo 250 cc
  • aceite de oliva 500 cc

Colocar la albahaca en un tazón o bol.
Cubrir con agua hirviendo y dejar reposar dos minutos.
Escurrir y secar bien.
Procesar la albahaca y el aceite.
O picar finamente la hierba, agregar poco a poco el aceite y machacar bien.
Dejar reposar dos o tres días para que se acentúe el sabor.
Colar el aceite y verter en una botella limpia y seca.
Conservar en lugar fresco y oscuro.
Utilizar para aderezar tomates y hojas verdes para ensalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *