Salsa de tomate cocida

  • Tomates 12
  • aceite 1 tacita
  • laurel 1 hoja
  • azúcar 1 cda
  • sal y pimienta
  • ajo 2 dientes

Elegir tomates maduros.
Pasarlos por agua caliente y pelarlos.
Sacar las semillas, picar y verterlos en una sartén.
Hervir a fuego fuerte, cuidando que no se queme.
Cuando la salsa esté espesa, añadir el aceite, el laurel, azúcar, sal, pimienta molida, granos de pimienta y los dientes de ajo picados.
Hervir unos minutos y utilizar.
Si quiere guardarla dejar enfriar y volcarla en frascos limpios y secos.
Cubrir con aceite para mantenerla hasta el momento de usar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *