Salsa de tomate en conserva

  • Tomates maduros 2 kg
  • clavos de olor 2
  • pimienta en grano
  • laurel 2 hojas
  • orégano 1/2 cdita
  • sal

Cortar los tomates en trocitos.
Colocarlos en una cacerola de acero o enlozada.
Armar un atadito con los clavos de olor, el laurel, el orégano y 4 o 5 granos de pimienta.
Envolverlo en una tela fina, tipo gasa, y acomodarlo en la cacerola.
Cocinar a fuego moderado hasta que el tomate largue mucho jugo.
Colar con un colador de malla fina.
Presionar el atadito y desecharlo.
Agregar sal al líquido colado y llevar al fuego.
Cocinar a temperatura moderada hasta que tome consistencia de puré espeso.
Envasar en frascos chicos esterilizados.
No llenar totalmente el frasco.
Colocar papel impermeable o de aluminio si la tapa es de metal.
Tapar herméticamente y aplicar el método Appert.
Conservar la salsa en lugar fresco y seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *