Huevos de pascua

  • Chocolate cobertura 600 g
  • glasé real
  • almendras
  • confites

Cortar el chocolate cobertura en trocitos.
Colocar en un recipiente enlozado 200 g de chocolate.
Llevar a baño maría, sin permitir que hierva el agua.
Mezclar continuamente con cuchara de madera hasta disolver bien.
Añadir 200 g más de chocolate y seguir mezclando y calentando.
Controlar con un termómetro la temperatura del chocolate, no debe exceder los 50º.
Incorporar el resto del chocolate y revolver hasta disolver.
Dejar bajar la temperatura a unos 30º.
Mezclar bien con cuchara de madera para obtener una preparación homogénea.
Pincelar los moldes con el chocolate, cuidando que quede una capa fina y no se ensucien los bordes.
Acomodarlos sobre un papel manteca, boca abajo.
Llevar a la heladera 15´.
Si el molde es grande reforzar con una o dos capas más de chocolate, repitiendo el paso anterior.
Retirar el medio huevo de cada molde.
Si el templado fue el correcto el chocolate quedará liso y brilloso y se desprenderá con facilidad del molde.
Apoyar cada mitad sobre una placa para horno previamente calentada.
Deben ablandarse apenas los bordes para que puedan unirse.
Colocar en una de las mitades los confites, frutas o sorpresas que elija.
Unir con la otra mitad; al enfriarse el huevo quedará sellado.
Decorar con glasé o chocolate, colocado en un conito de papel.
Diseñar a gusto, pegando frutas secas o confites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *