Mermelada de frutilla

  • Frutillas 1 kg
  • azúcar 600g

Limpiar las frutillas, agregarles azúcar y cocinar a fuego medio.
Revolver de tanto en tanto para que no se pegue ni queme.
Retirar cuando quede espesa y dejar enfriar.
Para conservar, hay que lograr bien su punto.
Una vez fría envasarla en frasco de vidrio.
Cubrir con papel manteca empapado en coñac o alcohol fino y tapar bien el frasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *