Moldecitos de queso y espárrago

  • Queso fresco 200 g
  • queso blanco 100 g
  • espárragos 500 g
  • huevos 3
  • harina 60 g
  • leche 150 cc
  • cebolla de verdeo 1
  • manteca 60 g
  • jamón crudo 60 g
  • queso parmesano rallado 4 cdas
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

Batir ligeramente los huevos y añadir la harina.
Sumar la leche y 15 g de manteca derretida.
Salpimentar a gusto y batir bien hasta lograr una preparación lisa.
Dejar reposar en la heladera 30´.
Untar con manteca una sartén y verter un cucharoncito de la pasta preparada.
Cocinar hasta que el huevo haya cuajado y dar vuelta.
Cocer del otro lado y retirar cuando la crepe esté lista.
Cortar las crepes en discos de 6 a 7 cm de diámetro.
Eliminar los tallos duros de los espárragos.
Lavar y cocer en agua hirviendo y salada durante 8´.
Escurrir y refrescar; escurrir nuevamente.
Reservar algunos espárragos enteros y cortar el resto en trocitos.
Saltearlos en manteca con la cebolla de verdeo picada y el jamón en tiritas.
En un bol trabajar el queso fresco y el blanco hasta obtener una crema.
Añadir 1 yema y los espárragos salteados.
Agregar 3 cdas de parmesano y sazonar a gusto.
Batir 1 clara a nieve con una pizca de sal.
Incorporar a la preparación anterior y mezclar suavemente.
Untar con manteca 4 moldes individuales.
Acomodar en el fondo de los mismos un disco de crepe.
Cubrir con una capa de crema de espárragos y tapar con otra crepe.
Repetir la operación hasta completar el moldecito, terminando con una crepe.
Acomodar los moldes en una asadera.
Cubrirlos con papel de aluminio y llevar a horno precalentado.
Cocinar a temperatura moderada unos 20´.
Desmoldar y espolvorear con parmesano rallado.
Decorar con los espárragos enteros.
Bañar con manteca derretida y servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *