Pastel de cerezas

  • Bizcochuelo 1 de 24 cm de diámetro
  • cerezas 500 g
  • marrasquino 120 cc
  • azúcar 70 g
  • Crema pastelera:
  • crema de leche 300 cc
  • leche 250 cc
  • azúcar 75 g
  • harina 25 g
  • yemas 2
  • esencia de vainilla

Quitar las semillas a las cerezas.
Colocar en un recipiente 350 g de cerezas.
Añadir el azúcar y el marrasquino.
Dejar macerar en la heladera seis horas.
Preparar la crema pastelera, batir las yemas con el azúcar.
Añadir la harina y poco a poco la leche hirviendo.
Mezclar bien y cocinar a fuego bajo, revolviendo con cuchara de madera.
Dejar hervir y espesar, retirar del fuego y perfumar con vainilla.
Dejar enfriar y reservar.
Escurrir las cerezas maceradas y filtrar el jugo.
Cortar el bizcochuelo en rebanadas.
Reservar 10 y cortar el resto en triángulos.
Acomodar los triángulos en un molde redondo como si fueran rayos con la punta hacia el centro.
Bañar con el líquido de maceración.
Batir la crema de leche y mezclar con la pastelera en forma envolvente.
Disponer la misma sobre el bizcochuelo.
Distribuir encima las cerezas marinadas.
Cubrir con el bizcochuelo cortado en rodajas.
Llevar a la heladera cuatro horas o más.
Desmoldar el pastel en una fuente y decorar con el resto de las cerezas.

Pastel borracho con crema y frutas

  • Bizcochuelo:
  • yemas 2
  • claras 3
  • sal
  • azúcar 3 cdas
  • harina 3 cdas
  • polvo para hornear 1 cdita
  • manteca
  • Almíbar:
  • agua 250 cc
  • azúcar 125 g
  • ron 100 cc
  • Cubierta:
  • crema de leche
  • frutas a elección

Batir a nieve firme las claras con una pizca de sal.
Añadir el azúcar y las yemas.
Incorporar poco a poco la harina tamizada con el polvo de hornear.
Untar con manteca un molde en forma de corona.
Verter la mezcla y llevar a horno precalentado.
Cocinar a temperatura media unos 30´.
Mientras preparar el almíbar.
Mezclar los ingredientes mencionados y cocer durante 5´.
Retirar la torta del horno y bañarla con el almíbar.
Desmoldar cuando el pastel esté bien borracho.
Decorar la superficie con crema batida y frutas frescas o en almíbar.

Freezer, conservación de panes y masas

Bizcochuelo: se puede guardar con o sin relleno.
Envolver en papel de aluminio y envasar en bolsa apta para freezer.
Dura 6 meses.

Pan casero o comprado: debe ser bien fresco.
Guardar entero o en porciones.
Envasar con papel de aluminio o en bolsa apta para freezer.
Dura 6 meses.

Masa de levadura: necesita 1/4 parte más de levadura de la indicada.
Congelar cruda y guardar en una bolsa.
Retirar del freezer, dejar levar y utilizar.
Dura 3 meses.

Masa de hojaldre: preparar como es habitual.
Envasar en bolsa apta y llevar al freezer.
Dura 6 meses.

Pastas crudas: llevan más harina.
Envasar en bolsa apta para freezer.
Descongelar a temperatura ambiente.
Duran 3 meses.

Pastas cocidas: deben estar al dente.
Guardar en bolsas aptas para freezer.
Descongelar a temperatura ambiente.
Duran 3 meses.

Sándwiches: no utilizar lechuga, tomate, mayonesa, palmitos ni huevos.
Envolverlos en papel de aluminio y luego guardarlos en bolsa apta para freezer.
Duran 3 meses.

Torta con crema de castañas

  • Bizcochuelo:
  • huevos 6
  • azúcar 200 g
  • harina 200 g
  • Crema de castañas:
  • castañas 1 kg
  • manteca 150 g
  • azúcar 200 g
  • agua 150 cc
  • kirsch 1 copa

Bizcochuelo: batir los huevos, a punto cinta, con el azúcar.
Añadir poco a poco la harina y mezclar con movimientos envolventes.
Verter en molde enmantecado y enharinado.
Cocinar en horno precalentado y moderado.
Crema de castañas: Pelar y cocer las castañas.
Preparar un almíbar a punto fuerte, con el agua y el azúcar indicados.
Incorporar las castañas y dejar entibiar.
Sumar la manteca blanda y el kirsch.
Batir bien para obtener una preparación cremosa.
Armado: cortar el bizcochuelo en varias capas.
Rellenar con la crema de castañas.
Bañar la superficie con cobertura de chocolate.

Bizcochuelo genovés pascual

  • Bizcochuelo:
  • huevos 6
  • azúcar 200 g
  • harina 200 g
  • almíbar c/n
  • mermelada de duraznos c/n
  • Baño de yema:
  • yemas 4
  • azúcar 150 g
  • agua 150 cc

Bizcochuelo: batir los huevos con el azúcar a punto crema.
Añadir poco a poco la harina cernida y mezclar con suavidad.
Verter en molde enmantecado y enharinado.
Cocinar en horno precalentado y moderado.
Baño de yema: preparar un almíbar flojo con el agua y el azúcar.
Verter sobre las yemas batidas y llevar cerca del fuego.
Batir hasta que la preparación espese.
Retirar, dejar enfriar y utilizar.
Armado de la torta: bañar el bizcochuelo con el almíbar.
Cortar al medio y rellenar con abundante dulce o mermelada de durazno (o damasco).
Cubrir la superficie con el baño de yema.
Decorar a gusto; se pueden utilizar figuras de chocolate por ejemplo.