Babá al rhum

  • Harina 250 g
  • sal una pizca
  • levadura instantánea 1/2 sobrecito
  • azúcar 1 cda
  • manteca 80 g
  • huevos 3
  • leche tibia 4 cdas
  • Almíbar:
  • agua 1 taza
  • azúcar 300 g
  • ron 1 taza (tamaño té)
  • esencia de vainilla 2 cditas
  • Varios:
  • ensalada de fruta 2 tazas
  • crema chantilly 1 taza

Mezclar la harina con la sal, añadir la levadura y una pizca de azúcar.
Sumar los huevos y la leche tibia, mezclar bien formando un pegote.
Dejar descansar, tapado, en lugar tibio, hasta que duplique su volumen.
Incorporar poco a poco el azúcar y la manteca blanda, batiendo con la mano abierta para integrar bien los ingredientes.
Colocar la masa en un molde savarín enmantecado y enharinado.
Tapar y dejar descansar 30´, hasta que la masa llegue al borde.
Cocinar en horno moderado entre 30 y 45´.
Desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar.
Ubicar el babá (budín) frío sobre la fuente para servir y pincharlo con un tenedor.
Verter sobre él, poco a poco, el almíbar caliente hasta que lo absorba completamente.
Escurrir la ensalada de fruta y ligarla con la crema chantilly.
Rellenar el hueco central del budín ya borracho con la mezcla de frutas y crema.
Servir el babá al rhum bien frío, acompañado de frutas y decorado con unas hojas de menta fresca.
Almíbar: Poner en una cacerola el azúcar y el agua, llevar al fuego y revolver con cuchara de madera hasta disolver el azúcar.
Dejar hervir hasta que el almíbar espese, a punto hilo flojo.
Retirar del fuego y mezclar con el ron y la esencia de vainilla.
Nota: Puede reemplazarse la ensalada de frutas por frutos rojos o duraznos en almíbar en trocitos.

Bizcochuelo borracho al sambayón

  • Bizcochuelo:
  • yemas 6
  • azúcar 150g
  • harina 180g
  • esencia de vainilla 1 cdita
  • claras 6
  • Almíbar:
  • azúcar 250g
  • vainilla 1 chaucha
  • agua
  • coñac 1 vaso
  • Sambayón:
  • yemas 4
  • azúcar 70g
  • agua 3 cdas
  • oporto o moscato ½ vaso

Bizcochuelo: batir las yemas con el azúcar, entibiar a bañomaría y seguir batiendo hasta que espese.
Perfumar con esencia de vainilla y añadir la harina cernida, poco a poco, intercalar con las claras a nieve y mezclar con movimientos suaves y envolventes.
Verter en molde savarín enmantecado y enharinado.
Cocinar en horno suave de 40 a 50 minutos.
Retirar del horno, desmoldar sobre rejilla y dejar enfriar un poco, pincharlo con un cuchillo y bañar con el almíbar caliente.
Almíbar: colocar en una cacerolita el azúcar, la chaucha de vainilla y cubrir con agua.
Llevar a fuego fuerte hasta que hierva, bajar el fuego y dejar cocinar 15´, retirar y añadir el coñac.
Sambayón: poner en un bol las yemas, el azúcar, el agua y el oporto o moscato (vino dulce).
Llevar a bañomaría y batir con batidor de alambre, hasta que la preparación esté espumosa y espesa.
Cubrir con este sambayón el bizcochuelo borracho.
Servirlo caliente o frío.

Pan borracho

  • Harina 500g
  • sal 1 cdita
  • levadura seca ½ sobre (5g)
  • azúcar 1 cda
  • manteca 80g
  • huevos 3
  • agua tibia c/n
  • almíbar caliente
  • esencia de vainilla
  • cascarita de limón 1
  • coñac 2 copitas
  • sambayón

Mezclar la harina con la sal, la levadura y el azúcar.
Añadir la manteca blanda, los huevos y el agua tibia necesaria, para formar una masa liviana.
Amasar y alisar bien, colocar la masa en molde savarin enmantecado.
Dejar leudar en lugar tibio hasta que aumente al doble de su tamaño.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, hasta que esté cocido y dorado.
Retirar, desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar un poco.
Bañar con el almíbar caliente al que se habrá sumado la esencia de vainilla, la cascarita de limón y el coñac.
Dejar embeber bien y cubrir con sambayón.