Isla flotante II

  • Isla flotante:
  • claras 4
  • sal una pizca
  • azucar 1/2 taza
  • esencia de vainilla 1/2 cdita
  • Caramelo:
  • azucar 1 taza
  • Crema:
  • leche 1/2 l
  • azucar 1/3 taza
  • yemas 4
  • fecula de maiz 2 cdas
  • oporto 2 cdas

Isla flotante: batir las claras a nieve con una pizca de sal.
Agregar poco a poco el azucar y batir hasta que se puedan formar picos.
Perfumar con esencia de vainilla.
Verter en un molde acaramelado.
Cocinar a baño maria unos 45′.
Crema: mezclar la leche, el azucar, las yemas, la fecula y el oporto.
Cocinar a fuego muy suave, removiendo constantemente.
Dejar que hierva dos minutos y espese.
Volcar la crema en una fuente para llevar a la mesa.
Desmoldar encima la isla flotante fria.
Bañar con el caramelo y dejar enfriar en la heladera dos horas.
Servir cortada en porciones.

Mazapan casero

  • Almendras 500 g
  • clara 1
  • azucar impalpable 500 g

Quitar la cascara y la piel a las almendras.
Lavar bien y machacar en un mortero o procesar hasta formar una pasta.
Para evitar que esta pasta suelte aceite agregar la clara mientras se machaca o procesa.
Incorporar el azucar impalpable y amasar hasta conseguir una textura que permita modelar.

Sorbete de limón al pomelo

  • Agua 500 cc
  • azúcar 20 cditas
  • limones verdes 3
  • clara 1/2
  • pomelos 2

Mezclar el agua y el azúcar indicados.
Hervir hasta formar un almíbar y reservar.
Pelar los limones con pelapapas para poder recuperar las cáscaras.
Exprimirlos para obtener su jugo.
Incorporar el jugo y las cáscaras al almíbar.
Dejar reposar doce horas.
Batir la media clara de huevo hasta que quede blanca.
Incoporar el almíbar, mezclar y pasar por el chino (colador).
Verter la preparación en cubeteras y llevar al congelador.
Revolver cada tanto con un tenedor.
Pelar un pomelo y separar los gajos.
Servir el sorbete de limón y decorar con los gajos.
Rociar con jugo de pomelo.

Papas rellenas

  • Papas 4
  • espinaca cocida 2 tazas
  • clara 1
  • cebolla 1
  • muzarella picada 1 cda
  • sal
  • pimienta

Cocinar las papas con cáscara hasta que queden tiernas pero no se deshagan.
Cortarlas al medio y ahuecarlas, reservar la pulpa.
Salar cada papa.
Licuar la espinaca cocida con la clara, la cebolla y la pulpa de papa.
Rellenar las papas ahuecadas.
Espolvorear con la muzarella rallada o picada.
Llevar a horno precalentado, a temperatura media y gratinar.
Servir calientes.