Centolla cocida

  • Centolla grande 1 o 2 medianas
  • laurel 6 hojas
  • sal 1 cda
  • agua

Colocar la centolla en una cacerola, cubrir con agua y añadir la sal y el laurel.
Si la centolla está viva atarla o bien tapar la cacerola para su cocción.
Cocinarla media hora, escurrir y dejar enfriar.
Separar el caparazón del cuerpo, trocear éste siguiendo la dirección que marcan las separaciones que tiene en la parte de abajo.
Separar las patas.
Colocar el caparazón en el centro de una bandeja, con una cuchara para servir su contenido.
Se puede condimentar si gusta con una copa de vino blanco.



Salsa de tomate cocida

  • Tomates 12
  • aceite 1 tacita
  • laurel 1 hoja
  • azúcar 1 cda
  • sal y pimienta
  • ajo 2 dientes

Elegir tomates maduros.
Pasarlos por agua caliente y pelarlos.
Sacar las semillas, picar y verterlos en una sartén.
Hervir a fuego fuerte, cuidando que no se queme.
Cuando la salsa esté espesa, añadir el aceite, el laurel, azúcar, sal, pimienta molida, granos de pimienta y los dientes de ajo picados.
Hervir unos minutos y utilizar.
Si quiere guardarla dejar enfriar y volcarla en frascos limpios y secos.
Cubrir con aceite para mantenerla hasta el momento de usar.

Revuelto de huevos y verdura

  • Verdura de hoja cocida o zapallitos crudos en trozos pequeños
  • sal
  • aceite
  • cebolla picada
  • ajo y perejil
  • tomate
  • orégano
  • ají molido (optativo)
  • huevos 2 o 3

Los zapallitos se cortan y se dejan un rato con sal.
Colocarlos en una cacerola con aceite, cebolla, ajo picado, perejil, tomate cubeteado, orégano y si desea ají molido.
Cocinar despacio.
Batir los huevos con poca sal y verter sobre las verduras.
Cocinar hasta que los huevos cuajen y servir.
Si usa verdura de hoja (espinaca o acelga) ya cocida prepare la salsa y añada luego la verdura, luego continuar con la receta.

Salsa criolla (cocida)

  • cebollas 2
  • ajo 3 dientes
  • morrones 2
  • tomates 4
  • agua 1 taza
  • sal, pimienta y una pizca de azúcar

Cortar en pequeños trozos las cebollas y el ajo.
Dorarlos en aceite.
Agregar los morrones cortados en cubitos y los tomates del mismo modo.
Añadir el agua y condimentar a gusto.
Cocinar a fuego lento hasta que esté un poco consistente.