Patacones

  • Plátanos verdes
  • aceite
  • sal

Pelar las bananas y cortar en trozos de 3 o 4 cm de largo.
Cocinar en abundante aceite caliente.
Retirar cuando estén dorados y escurrir.
Colocar sobre la mesada un trozo de nylon o papel film.
Disponer las bananas en forma vertical y aplastarlas con ayuda de un tabla envuelta también en film.
El uso del plástico es para que las bananas no se peguen a la superficie de la mesa o tabla.
Así aplastadas volver a cocinar en el aceite hasta que queden bien doradas.
Escurrir sobre papel absorbente.
Salar a gusto.
Servir acompañando guisos, guacamole, salsas o quesos.

Arepa de banana

  • Harina de maíz 1 taza
  • avena en copas 1 cda
  • salvado de trigo 1 cda
  • semillas de sésamo tostadas 1 cda
  • banana 1 grande o 3 chicas
  • pasas de uva (opcional)
  • aceite c/n
  • agua

Colocar en un bol la harina y la avena.
Agregar el salvado y las semillas.
Añadir un puñado de pasas de uva.
Aparte, colocar en la licuadora la banana y agua (una parte de banana y dos partes de agua).
Licuar hasta conseguir una preparación espesa.
Añadir a la mezcla anterior y amasar.
Dejar reposar durante 35 minutos.
Pasado ese tiempo la mezcla se habrá puesto un poco más firme.
Si la masa está muy dura agregar un poco de agua y dejar reposar 3´.
Si está muy pastosa añadir un poco de harina y dejar descansar 3´.
Cortar en porciones, formar bolitas y aplastar un poco con las manos.
Cocinar en abundante aceite caliente, con la cacerola un poco tapada.
Dejar cocer unos diez minutos hasta lograr el dorado que guste.
Retirar y escurrir sobre papel absorbente.
Comer sola o abrirla a modo de sandwich rellenando a gusto (por ejemplo con vegetales).

Envuelto cucuteño

  • Choclos frescos con chalas 8
  • queso fresco 200 g
  • dulce de guayaba o membrillo 30 g
  • queso crema 50 g
  • azúcar 1 cda
  • sal 1/2 cda
  • harina 50 g
  • huevos 1 o 2
  • agua c/n

Pelar los choclos con cuidado para conservar las chalas.
Pisar el queso fresco con los granos de choclo.
Añadir el huevo, el azúcar y la sal.
Sumar poco a poco la harina hasta formar una masa maleable.
Reservar.
Disponer dos chalas, una encima de la otra en forma de cruz.
Colocar encima una porción de la preparación anterior.
Cubrir con el dulce y el queso crema.
Cerrar la chala y atar firmemente con hilo de cocina.
Hervir en abundante agua caliente unos minutos.

Arepas

  • Harina de maíz blanco 400 g
  • manteca 1 cda
  • sal
  • aceite de maíz

Mezclar la harina con sal a gusto.
Añadir la manteca en pomada.
Sumar agua hasta conseguir una masa maleable y firme.
Dejar descansar 10 minutos.
Dividir la masa en pequeñas porciones formando bolitas.
Aplastar un poco para lograr discos de 3 mm de espesor.
Freír en abundante aceite caliente.
El aceite debe cubrir completamente la arepa.
Retirar cuando la arepa se abra y dore ligeramente.
Escurrir sobre papel absorbente.
Realizar una incisión en la parte superior del pan y rellenar a gusto.

Empanadas de pipián

  • Masa:
  • harina de maíz blanco 250 g
  • fécula de mandioca 10 g
  • manteca 5 g
  • agua c/n
  • Relleno:
  • aceite de maíz
  • achiote 1 cda
  • cebolla 1 mediana
  • tomates 1/2 kg
  • ajo 2 dientes
  • cebollas de verdeo 2
  • comino 1 cda
  • papas 1/2 kg
  • maníes 50 g
  • huevos 2
  • cilantro 1 ramito
  • sal
  • pimienta

Masa: mezclar la harina y la fécula.
Añadir la manteca en pomada.
Sumar el agua y mezclar hasta formar una masa firme y elástica.
Dejar reposar.
Relleno: calentar un chorrito de aceite en una olla.
Añadir el achiote para dar color rojizo al aceite.
Rehogar el tomate, el ajo, la cebolla y el verdeo picados.
Agregar un poco de agua y el comino, formando una pasta.
Incorporar las papas hervidas y hechas puré.
Mezclar bien para lograr una preparación homogénea.
Salpimentar a gusto y cocinar 10 minutos.
Retirar del fuego y añadir el maní tostado y molido.
Sumar el huevo duro y cortado en cubitos.
Armado: amasar la masa con palote y cortar discos.
Colocar en el centro de cada uno una porción de relleno.
Cerrar cubriendo con otro disco de masa.
Presionar bien los bordes.
Freír en abundante aceite caliente.
Retirar y escurrir sobre papel absorbente.
Servir si gusta acompañando con ají de maní.
Nota: en Buenos Aires la harina de maíz blanca (especial para hacer tortillas) se consigue en el Barrio Chino.