Arroz a la persa

  • Arroz 1 taza
  • manteca 60 g
  • nueces picadas 50 g
  • almendras partidas 50 g
  • pasas de uva remojadas 50 g
  • caldo 1 cubito
  • sal
  • pimienta

Dorar el arroz en manteca.
Agregar el cubito de caldo disuelto en 2 tazas de agua.
Cocinar hasta que esté a punto.
Salpimentar a gusto.
Aparte dorar las frutas secas con un poco de manteca.
Incorporar la mitad de las frutas secas al arroz y mezclar bien.
Colocar en un molde para darle forma.
Desmoldar y servir decorado con el resto de las frutas secas.
Nota: se puede añadir a esta preparación trocitos de pollo cocido.

Granola II

  • Avena 1 taza
  • almendras
  • castañas de cajú
  • nueces
  • avellanas
  • semillas procesadas (opcional)
  • copos de maíz sin azúcar
  • miel 2 tazas
  • aceite de girasol 1/2 taza
  • pasas de uva
  • coco rallado
  • chips de banana

Mezclar la avena con la fruta seca picada groseramente.
Agregar las semillas y los copos de maíz.
Aparte, mezclar la miel y el aceite.
Bañar la preparación anterior.
Mezclar bien y distribuir sobre una asadera aceitada.
Cocinar en horno, a fuego bajo, 20 o 30 minutos.
Remover cada 10 minutos para que la cocción resulte pareja.
Añadir las pasas de uva y el coco rallado.
Se puede agregar también chips de banana.
Cocer 5 minutos más y retirar.
Revolver y dejar enfriar bien.
Guardar en frasco limpio, seco y hermético.
Se conserva hasta dos semanas.

Pan de avellanas

  • Harina 500 g
  • harina de centeno 100 g
  • masa fermentada 150 g
  • sal 2 cditas
  • extracto de malta 1 cda
  • avellanas 75 g
  • levadura 12 g
  • agua 300 cc

Mezclar en un bol todos los ingredientes excepto las avellanas.
Amasar durante 15 minutos para obtener una masa lisa y elástica.
Tostar y partir las avellanas e incorporar a la masa.
Dejar reposar tapada para leudar al doble de su volumen.
Desgasificar y dividir en bollos.
Formar panes alargados (ficelle).
Dejar levar y cocinar en horno medio unos 20´.
Nota: del mismo modo se pueden preparar otros panes con almendras y nueces.

Huevos de pascua

  • Chocolate cobertura 600 g
  • glasé real
  • almendras
  • confites

Cortar el chocolate cobertura en trocitos.
Colocar en un recipiente enlozado 200 g de chocolate.
Llevar a baño maría, sin permitir que hierva el agua.
Mezclar continuamente con cuchara de madera hasta disolver bien.
Añadir 200 g más de chocolate y seguir mezclando y calentando.
Controlar con un termómetro la temperatura del chocolate, no debe exceder los 50º.
Incorporar el resto del chocolate y revolver hasta disolver.
Dejar bajar la temperatura a unos 30º.
Mezclar bien con cuchara de madera para obtener una preparación homogénea.
Pincelar los moldes con el chocolate, cuidando que quede una capa fina y no se ensucien los bordes.
Acomodarlos sobre un papel manteca, boca abajo.
Llevar a la heladera 15´.
Si el molde es grande reforzar con una o dos capas más de chocolate, repitiendo el paso anterior.
Retirar el medio huevo de cada molde.
Si el templado fue el correcto el chocolate quedará liso y brilloso y se desprenderá con facilidad del molde.
Apoyar cada mitad sobre una placa para horno previamente calentada.
Deben ablandarse apenas los bordes para que puedan unirse.
Colocar en una de las mitades los confites, frutas o sorpresas que elija.
Unir con la otra mitad; al enfriarse el huevo quedará sellado.
Decorar con glasé o chocolate, colocado en un conito de papel.
Diseñar a gusto, pegando frutas secas o confites.

Trufas de chocolate y frutas secas

  • Chocolate para taza 2 cdas
  • pionono 1
  • dulce de leche 150 g
  • nueces, almendras y/o avellanas 24
  • whisky o licor de chocolate 1/2 cda

Derretir el chocolate con el dulce de leche a baño maria.
Procesar el pionono cortado en trozos junto al chocolate derretido.
Añadir la mitad de la fruta seca y el licor.
Reservar la preparación en la heladera hasta que tome consistencia.
Procesar el resto de fruta seca hasta reducir a polvo.
Tomar pequeñas porciones de la mezcla fria y firme.
Formar bolitas pequeñas y rebozarlas en el polvo anterior.
Ubicar las masitas en pirotines y llevarlas a la heladera hasta el momento de servir.