Gyozas (empanaditas japonesas)

  • Carne de cerdo picada 400 g
  • repollo blanco 150 g
  • cebolla de verdeo 50 g
  • ajo 1 o 2 dientes
  • jengibre rallado 1 cda
  • salsa de soja 1 cda
  • sal 1 cdita
  • azúcar 1/2 cdita
  • fécula de maíz 1 cda
  • tapas de empanaditas 24
  • Salsa:
  • salsa de soja 2 cdas
  • vinagre de arroz 1 cda
  • aceite de sésamo unas gotitas

Mezclar la carne picada con el repollo picado finamente (habitualmente utilizo el colorado).
Añadir la cebolla y el ajo picados.
Sumar el jengibre rallado y la salsa de soja.
Agregar sal, azúcar y fécula; mezclar bien para lograr una preparación uniforme.
Rellenar las tapitas y presionar los bordes formando una pestaña.
Calentar una sartén aceitada.
Disponer las empanaditas y bañar con un poco de agua (en la que se puede disolver 1 cdita de fécula).
Tapar la sartén y cocer a fuego medio.
Cocinar hasta que se dore la base.
Servir acompañadas de la siguiente salsa.
Mezclar las salsa de soja con el vinagre de arroz (o manzana).
Perfumar con unas gotias de aceite de sésamo (es de sabor intenso).

Sabores orientales, de la T a la Z

Tofu: queso de soja de sabor suave.
Es de origen chino y se consume mayormente en Corea y Japón.
El tofu tierno es ideal para comer solo y el duro para cocinar.

Togarashi: es la pimienta de Cayena japonesa.
De sabor picante, parecida al ají molido.
Se presenta en vainas o molida.

Tonkatsu: parecida a la salsa inglesa, es dulce, picante y salada.
Ideal para empanar o rebozar.

Vinagre de arroz: es el más utilizado en Asia.
Se prepara a base de arroz y tiene un sabor muy suave.

Vinagre blanco de malta: vinagre a base de malta.

Vinagre rojo chino: a base de arroz glutinoso.

Wasabi: es una pasta de origen japonés, preparada con rábano picante.
Se consigue en polvo, en pasta o en forma natural.
De sabor muy picante, es fundamental en el sushi.

Yokan negro: dulce de poroto azuki.

Yuzu: es un cítrico de origen japonés.
Su jugo se utiliza para preparar platos tradicionales japoneses y para hacer la salsa ponzu.
La cáscara se usa rallada, fresca o seca, para perfumar.

Zabon: variedad de pomelo.

Zensai: es un aperitivo sabroso.

Sabores orientales, de la P a la S

Pak choy: es una variedad asiática de espinaca, de sabor suave y penca crocante.

Palta Hass: o aguacate Hass, fruto del palto de origen guatemalteco; es la más cultivada en el mundo.

Pan ko: pan rallado de origen japonés parecido al pan rallado inglés.
Se utiliza en este caso pan de miga fresca.

Pasta de tamarindo: se obtiene al hervir, colar y procesar la pulpa del fruto tamarindo.
Se consigue envasado en frascos.

Pepino japonés: es pequeño, de sabor suave y pulpa crocante.
Se utiliza en la preparación de sushi.

Pimienta de Sichuan: de sabor picante y anisado. Se extrae de unas bayas rojas que crecen en la región de Sichuan, en China.

Renkon: denominado también flor de loto, es una raíz. Se debe limpiar muy bien antes de utilizar.
En la cocina japonesa se usa en la preparación de tempura.

Sake: bebida alcohólica japonesa, elaborada a partir de la fermentación del arroz.
Fue considerada por los budistas como la bebida sagrada de los dioses.

Shoyu: es la salsa de soja o soya. Se prepara a base de soja, trigo y sal.
Hay distintas calidades y variedades: clara, oscura, suave, dulce, ligera, salada, etc…
Resulta uno de los ingredientes más importantes en la comida asiática.

Sansho: es la pimienta japonesa proveniente del fresno.
Se presenta en polvo o vainas, es de sabor muy suave.

Semillas de sésamo: es una semilla aromática de origen árabe.
Se utiliza mucho en la comida japonesa.

Shari: es el arroz aderezado para sushi.

Shiso verde: hierba aromática asiática de sabor similar a una mezcla de albahaca y menta.
Puede ser verde o morada.

Shitake: hongo de origen asiático; se consige fresco o seco.

Soba: pasta de harina de sarraceno o alforfón de la cocina japonesa.

Sabores orientales, de la K a la N

Karaji: mostaza japonesa.

Kare: es el nombre con que se conoce en Japón a los curries amarillos.
Su sabor se adapta al país y es distinto a otro curry.

Katsuo bushi: es bonito seco ahumado que se comercializa en forma de escamas o en una pieza entera, sin cepillar, que tiene la textura de la madera.
Se emplea para preparar caldos y en Japón se usa también como condimento.

Kombu: es un alga japonesa, de la región de Hokkaido.
Se consigue seca y es ideal para preparar caldos.

Lamien: pasta de harina de trigo muy popular en China y en gran parte de Asia.

Leche de coco: es una preparación de agua con la pulpa del coco rallada. No es el jugo de la fruta.
Es indispensable en la cocina de algunos países del sudeste asiático, especialmente en Tailandia.
También se usa en otros países tropicales.

Lemon grass: es de origen asiático, se conoce en Occidente como hierba limón.

Lima kaffir: es de la familia del limón y la lima; de aspecto rugoso.
Se utiliza mucho, tanto su fruto como su hoja, en la cocina del sudeste asiático.
Se emplea en pasta o picada, en especial en Tailandia.

Lychee: es un fruto asiático, blanco en su interior, con un dejo de sabor y textura a uva.
Por fuera se parece a la frutilla.

Masago: son las huevas de un pez llamado capelán. Tienen color verde.

Mirin: es vino de arroz integral, semifermentado, de origen japonés.
Contiene agua, arroz y sal marina.
Sólo se lo utiliza para cocinar.

Miso: es un producto basado en porotos de soja fermentados, arroz, agua y sal.
Se presenta en diferentes sabores y colores.
El blanco es muy suave, el rojo un poco más acentuado y el negro es fuerte.

Nasubi: berenjena japonesa.

Negui: cebolla de verdeo blanca, japonesa.

Nira: cebollín chino.
Fino, de blanca y mínima cabeza.
Con apretadas y largas hojas verdes que se abren en flores blancas.
De sabor suave, levemente similar al ajo.
Se emplea entero, en hojas, en trozos o en juliana, crudo o guisado.
Ideal para realzar salsas, sopas, ensaladas, carnes y pescados.

Nishiki: arroz de tipo medio.