Pancitos integrales

  • Harina integral lista para usar 500 g
  • levadura fresca 25 g
  • azúcar 3 cda
  • sal 1/2 cda
  • leche 100 cc
  • cerveza 150 cc
  • aceite 5 cdas
  • miel 2 cditas

Mezclar la levadura con una cucharada de azúcar y la leche tibia. Dejar espumar.
Mezclar la harina con dos cucharadas de azúcar y la sal. Hacer un hueco y colocar el aceite, la cerveza y la miel. Agregar la levadura previa y unir.
Amasar bien hasta formar un bollo suave y tierno. Añadir si es necesario un poco de agua (tibia o a temperatura ambiente).
Tapar y dejar levar al doble de su volumen. Desgasificar y dividir en bollitos.
Acomodarlos en una placa limpia o ligeramente aceitada. Dejar levar nuevamente.
Llevar a horno precalentado, a temperatura moderada y cocinar hasta que estén ligeramente dorados.
Retirar, pincelar la superficie con agua y dejar enfriar los pancitos sobre una rejilla.
Nota: en lugar de leche y/o cerveza se puede reemplazar todo o parte del líquido por agua. En este caso presento pancitos dulzones, si gustan pueden hacerlos neutros, sin agregar azúcar. La miel es para darles mayor frescura, tembién se puede usar extracto de malta y si no tenemos la suprimimos.

Masa básica salada de manteca

  • Harina 150 g
  • sal 1/2 cdita
  • manteca fría 75 g
  • agua helada 2 cdas

Tamizar la harina y la sal.
Cortar la manteca en daditos.
Agregar a la harina y mezclar con los dedos.
Formar un arenado grueso.
Añadir el agua y unir formando un bollo.
Envolver en papel film y en un repasador húmedo.
Dejar reposar en la heladera una hora o más.
Utilizar.

Pan de pizza

  • Masa para pizza 1 bollo
  • aceite de oliva 2 cdas
  • queso provolone rallado 1 taza

Distribuir la masa de pizza (bollo preparado con 500 g de harina) en pizzeras chicas aceitadas.
Espolvorear la superficie con el queso provolone rallado.
Cocinar en horno bien caliente hasta que el pan quede dorado.
Nota: se puede mezclar el queso rallado con orégano, ají molido u otra especia.

Papas en tempura

  • Papas 2
  • harina 100 g
  • harina leudante 100 g
  • fécula de maíz 100 g
  • caldo de carne 1 cubito
  • huevos 2
  • polvo para hornear 1 cdita
  • sal
  • pimienta
  • aceite c/n

Lavar y cepillar bien las papas.
Hervir con cáscara hasta que queden cocidas.
Cortar la cocción de las mismas con agua fría.
Cortar las papas en cuartos.
Mezclar las harinas, la fécula y el caldo pisado.
Añadir los huevos y el polvo de hornear.
Salpimentar a gusto.
Agregar agua hasta que la masa quede ligera, no muy líquida.
Sumergir las papas en esta preparación.
Sacudir para quitar el excedente.
Freír en abundante aceite caliente hasta que se doren y queden crocantes.
Retirar y escurrir sobre papel absorbente.

Ensaladera comestible

  • Harina 0000 250 g
  • aceite 10 cc
  • sal
  • lino o sésamo negro
  • agua 125 cc

Mezclar los ingredientes hasta formar una preparación homogénea.
Dividir la masa en bollos.
Aceitar los moldes a utilizar para formar las ensaladeras.
Estirar cada bollo con palote y colocar la masa encima de los moldes.
Llevar a horno fuerte y cocinar 15 minutos o hasta dorar ligeramente.