Alitas picantes

  • Alitas de pollo 1 kg
  • aceite c/n
  • coñac
  • caldo de pollo 2 vasos
  • ajo 3 o 4 dientes
  • guindillas 1 o 2
  • sal
  • pimienta
  • pimentón
  • vino blanco

Lavar y secar las alitas.
Salpimentar a gusto.
Dorar en aceite caliente; reservar.
Escurrir el aceite dejando una pequeña cantidad.
En ese fondo dorar el ajo picado.
Añadir 1 cucharada de pimentón picante.
Sumar las guindillas y un chorrito de vino blanco.
Agregar un chorrito de coñac, brandy o jerez.
Verter el caldo y llevar a hervor.
Incorporar las alitas doradas y cocer unos minutos.
Servir.
Nota: si no se desea un plato muy picante limpiar cuidadosamente las guindillas retirando las semillas. O se puede ir graduando el picor de acuerdo a la cantidad de semillas que se dejan.



Alitas ahumadas

  • Alitas 1 kg
  • agua 1 l
  • azúcar negra 2 cdas
  • ajo picado 2 o 3 dientes
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • salsa ahumada

Mezclar el agua con el azúcar, el ajo y los condimentos.
Macerar el pollo en esta mezcla durante 3 horas, en la heladera.
Escurrir y secar bien las alitas.
Cocinar al horno 15 minutos.
Terminar de dorarlas en un wok bien caliente, con aceite de oliva.
Servir.



Alitas con salsa barbacoa

  • Alitas de pollo 20
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • ketchup 10 cdas
  • miel 2 cdas
  • salsa tabasco 1 cdita

Salpimentar las alitas limpias.
Colocarlas en una fuente para horno untada con aceite.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura medio alta, hasta dorar.
Mezclar bien el ketchup con la miel y el tabasco.
Sumergir las alitas cocidas para que se impregnen bien.
Servir.



Alitas de pollo con soja y miel

  • Alitas de pollo 20
  • cebollas de verdeo 2 o 3
  • aceite c/n
  • salsa de soja 50 cc
  • miel 1 cda
  • sal
  • pimienta

Cortar las alitas en los cartílagos separándolas en 3 partes, desechar las puntitas (se pueden aprovechar para darle sabor a una salsa).
Despegar cuidadosamente con un cuchillo la carne del hueso y formar una bolita en uno de los extremos.
Salpimentar a gusto y dorar en una sartén con un poquito de aceite caliente.
Añadir las cebollas de verdeo en rodajitas.
Incorporar la salsa de soja y la miel.
Cocinar hasta que estén a punto y servir.



Cerdo salteado con cebolla y zanahoria

  • Cerdo 750 g
  • salsa de soja 1 cda
  • azúcar negra 1 cda
  • coñec 1 cda
  • aceite c/n
  • cebolla 1 grande
  • zanahoria 1
  • sal
  • salsa tabasco
  • salsa teriyaki
  • jengibre 1 trocito
  • ketchup 1 cda

Cortar la carne magra en cubos.
Macerar en una mezcla de salsa de soja, azúcar negra y coñac.
Saltear en un wok caliente con una pequeña cantidad de aceite.
Retirar y reservar.
En el mismo fondo de cocción agregar un chorrito de aceite y rehogar la cebolla y la zanahoria cortadas en rodajas finas.
Incorporar el cerdo, el jugo de maceración y un poquito de agua.
Salar a gusto.
Condimentar con las salsas tabasco y teriyaki.
Añadir el jengibre picadito o rallado.
Agregar la salsa ketchup y mezclar con cuchara de madera.
Cocer hasta que la carne esté a punto y servir.
Nota: de esta misma manera podemos cocinar cubitos de pollo.
En lugar de coñac se puede perfumar con jerez o vino blanco.
En lugar de tabasco se puede añadir pimienta blanca o negra, preferiblemente recién molida.
Si no tenes teriyaki la podes omitir.
El ketchup puede ser tradicional o picante, a gusto.
El jengibre puede ser fresco o encurtido.