Tomate y muzarella en sandwich

  • Tomates firmes 2
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • muzarella 200 g
  • albahaca picada 1 cda
  • harina c/n
  • pan rallado
  • manteca 50 g

Cortar los tomates en rodajas de 1 cm de espesor.
Condimentar a gusto con sal, pimienta y aceite de oliva.
Cortar la muzarella en rodajas.
Armar los sandwiches colocando 1 rodaja de muzarella entre 2 rodajas de tomate.
Salpicar con albahaca picada.
Pasar por harina los bordes.
Rebozar en pan rallado.
Freír en manteca hasta dorar de ambos lados.
Servir tibios.
Acompañar con ensalada verde.

Empanaditas de queso saborizadas

  • Queso Finlandia 200 g
  • mayonesa 1 cda
  • queso en hebras 30 g
  • tomillo seco 1/2 cdita
  • pimentón dulce 1/2 cdita
  • sal
  • pimienta
  • tapitas de empanadas 24

Mezclar los quesos y la mayonesa.
Condimentar con tomillo, pimentón, sal y pimienta a gusto.
Distribuir el relleno sobre las tapitas.
Cerrar hacia arriba formando una bolsita.
Disponer las empanaditas en una placa.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, hasta que queden doradas.
Servir calientes.

Salsa de queso crema

Para papas y pastas

  • Queso philadelphia 200 g
  • aceite
  • crema de leche 200 cc
  • albahaca picada
  • pimienta molida
  • queso rallado 50 g

Cortar el queso en cubos.
Mezclar con un poquito de aceite y la crema de leche.
Cocinar a fuego bajo hasta que hierva, mezclando con cuchara de madera.
Añadir las especias a gusto.
Revolver bien, evitando que la salsa tenga grumos.
Sumar el queso rallado y listo.

Tabla de quesos

  • Queso de máquina 450 g
  • aceite c/n
  • nueces tostadas y procesadas 100 g
  • pimentón dulce 2 cdas
  • orégano 3 cdas
  • queso sardo 200 g
  • queso provolone 200 g
  • roquefort 200 g
  • Dip:
  • roquefort 200 g
  • crema de leche 200 cc
  • mayonesa 150g

Dividir el queso de máquina, sin cáscara, en tres partes iguales.
Pincelar los laterales con aceite.
Pasar una parte por nueces y/o almendras procesadas.
La segunda pasarla por el pimentón.
Y la tercera por el orégano.
Cortar en láminas finas cada uno.
Acomodarlas superponiéndolas un poquito en la tabla.
Quitar la cáscara al queso sardo y cortarlo en láminas finas.
Acomodarlo en forma escalonada.
Sin retirar la cáscara del provolone cortarlo en fetas de 5 mm.
Cortar el roquefort en láminas.
Acomodar estos quesos en la tabla también.
Dip: pisar el queso roquefort hasta obtener una pasta.
Añadir la crema y la mayonesa.
Mezclar bien y colocar en un recipiente o cazuela.
Acompañar la tabla de quesos.
Opcionales: se pueden sumar orejones de durazno, pasas de uva, frutos secos y frutillas.

Ricota horneada

  • Ricota 400 g
  • queso romano 1 taza
  • huevos grandes 2
  • ajo 1 diente
  • orégano fresco 1 cdita
  • ají molido 1/4 cdita
  • manteca c/n

Precalentar el horno a temperatura medio alta.
Enmantecar generosamente un molde.
Batir la ricota con el queso rallado y los huevos.
Sumar el ajo picado, el orégano y el ají molido.
Mezclar para obtener una preparación homogénea.
Verter en el molde y llevar al horno.
Cocinar hasta que la superficie del budín quede dorada.
Dejar reposar 5 minutos.
Servir, acompañado de pan tostado.