Champiñones salteados

  • Champiñones
  • aceite
  • jugo de limón
  • sal
  • provenzal
  • ají molido

Lavar, secar y cortar los hongos en rodajas finas.
Verter un chorrito de aceite, neutro o de oliva, en una cacerola pequeña.
Colocar los champiñones cortados.
Bañar con un poco de jugo de limón, para que no se tornen oscuros.
Salar a gusto.
Cocinar a fuego bajo, con cacerola tapada, hasta que estén tiernos.
Esto nos lleva unos pocos minutos.
Apagar el fuego.
Condimentar con provenzal y ají molido.
Dejar enfriar y servir-
Nota: pueden acompañar carnes, utilizarse en rellenos o como cubierta de pizzas y tartas.
Del mismo modo se pueden preparar los hongos portobello.

Cerdo salteado con cebolla y zanahoria

  • Cerdo 750 g
  • salsa de soja 1 cda
  • azúcar negra 1 cda
  • coñec 1 cda
  • aceite c/n
  • cebolla 1 grande
  • zanahoria 1
  • sal
  • salsa tabasco
  • salsa teriyaki
  • jengibre 1 trocito
  • ketchup 1 cda

Cortar la carne magra en cubos.
Macerar en una mezcla de salsa de soja, azúcar negra y coñac.
Saltear en un wok caliente con una pequeña cantidad de aceite.
Retirar y reservar.
En el mismo fondo de cocción agregar un chorrito de aceite y rehogar la cebolla y la zanahoria cortadas en rodajas finas.
Incorporar el cerdo, el jugo de maceración y un poquito de agua.
Salar a gusto.
Condimentar con las salsas tabasco y teriyaki.
Añadir el jengibre picadito o rallado.
Agregar la salsa ketchup y mezclar con cuchara de madera.
Cocer hasta que la carne esté a punto y servir.
Nota: de esta misma manera podemos cocinar cubitos de pollo.
En lugar de coñac se puede perfumar con jerez o vino blanco.
En lugar de tabasco se puede añadir pimienta blanca o negra, preferiblemente recién molida.
Si no tenes teriyaki la podes omitir.
El ketchup puede ser tradicional o picante, a gusto.
El jengibre puede ser fresco o encurtido.

Camarones con zucchinis

  • Camarones 600 g
  • harina 2 cdas
  • aceite de maíz 200 cc
  • zucchinis 4
  • sal
  • pimienta
  • vino blanco 200 cc
  • manteca 50 g
  • perejil picado 1 cda

Pasar los camarones por harina, sacudir para quitar el excedente.
Calentar el aceite y freír las gambas, dorando de ambos lados.
Escurrir el aceite y dejar los camarones en la sartén.
Incorporar los zapallitos cortados en rodajas finas.
Sartenear a fuego fuerte unos minutos.
Salpimentar y añadir el vino blanco.
Dejar evaporar el alcohol y bajar el fuego.
Agregar la manteca y mezclar con cuchara de madera.
Emulsionar la salsa para que quede homogénea y cremosa.
Espolvorear con perejil picado y servir.

Varieté de vegetales

Con arroz: mezclar un pocillo de vegetales salteados con arroz cocido.
Condimentar a gusto con salsa de soja y una pizca de azúcar.
Calentar y salpicar la superficie con semillas de sésamo y pimienta recién molida.
Servir inmediatamente.

Con pastas: mezclar fideos cocidos al dente con 2 pocillos de verduras salteadas.
Agregar tiritas de morrón asado.
Incorporar 100 cc de vino blanco y llevar al fuego para evaporar.
Añadir 1 pocillo de crema de leche, mezclar y cocer unos minutos más.
Salpimentar a gusto y servir.

Solomillo de cerdo y puerros salteados

  • Solomillos de cerdo 2
  • sal y pimienta
  • mostaza 2 cdas
  • aceite de oliva
  • puerros 8
  • hinojo 1
  • lima 1
  • manteca
  • vino blanco 100 cc
  • mermelada de guindas 1 cda

Condimentar el solomillo con sal y pimienta a gusto.
Untar con mostaza y dorar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
Terminar de cocinar el cerdo en el horno.
Levantar el jugo de cocción con el vino blanco, cocinar hasta reducir.
Añadir la mermelada de guindas u otro fruto rojo y cocinar 3´ más.
Calentar una sartén con manteca y saltear los puerros en trocitos.
Añadir el hinojo en láminas finas y condimentar con jugo de lima, sal y pimienta.
Servir los solomillos con la salsa agridulce, acompañados del salteado de puerros.