Scones de mamá

  • Harina leudante 1/2 kg
  • azúcar 5 cdas
  • manteca 100 g
  • esencia de vainilla
  • huevos 2

Mezclar, sin amasar, la harina, el azúcar, la manteca, esencia de vainilla a gusto y los huevos ligeramente batidos.
Se le puede agregar una o dos cucharadas de crema de leche.
Si es necesario incorporar líquido a la preparación, añadir un chorro de soda o agua fría.
Formar una masa tierna y extender con las manos.
Conseguir una capa de masa de 1 cm de alto y cortar pequeños círculos (con cortante o copita).
Acomodar en una asadera enmantecada y/o enharinada.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura medio alta, hasta dorar.
Retirar los scones y dejar enfriar.
Servir solos o a gusto con manteca y/o dulce.

Scones (masa con fécula)

  • Harina 300 g
  • fécula de maíz 60 g
  • pizca de sal
  • polvo de hornear 3 cditas
  • manteca 150 g
  • azúcar 4 cdas
  • huevo 1
  • yema 1
  • leche fría 2 cdas
  • yema para pintar

Tamizar la harina y la fécula de maíz junto a la sal y el polvo de hornear.
Mezclar la manteca y el azúcar.
Añadir el huevo, la yema y la leche.
Añadir los ingredientes secos y unir bien sin amasar.
Estirar la masa de 2 cm de espesor.
Cortar los scones de 4 a 5 cm de diámetro.
Acomodarlos en una placa sin enmantecar.
Pintar la superficie con yema batida y llevar al horno.
Cocinar a temperatura caliente 12 a 15 minutos.