Cheesecake de dulce de leche

  • Base:
  • galletitas de chocolate 1 paquete
  • manteca 100 g
  • Relleno:
  • queso crema 400 g
  • crema de leche 500 cc
  • dulce de leche 800 g
  • galletitas de chocolate 2 paquetes

Procesar 1 paquete de galletitas con la manteca derretida.
Colocar la mezcla en un molde de 24 cm enmantecado.
Reservar en la heladera.
También la podes hornear unos minutos cuidando que no se queme.
Batir el queso crema con el dulce de leche.
Añadir la crema y batir hasta lograr una preparación lisa y espesa.
Volcar la mitad de esta mezcla sobre la base de galletitas.
Llevar al freezer 5 minutos.
Cubrir con los dos paquetes de galletitas rotas.
Añadir el resto de la mousse de dulce de leche.
Llevar al freezer y dejar 6 horas.
Servir sola o salseada con chocolate.



Tarta de cebolla, champiñones y queso

  • Masa para tarta 1
  • queso o muzarella
  • cebollas medianas 3
  • champiñones grandes 3 o 4
  • sal
  • azúcar
  • jeréz
  • aceite
  • huevo 1
  • crema 2 cdas
  • pimienta

En una sartén o cacerolita verter un chorrito de aceite y una cucharada de azúcar.
Calentar y dorar; incorporar la cebolla cortada en rodajas finas.
Cocinar a fuego lento hasta que queden tiernas y con un color ligeramente dorado.
Salar a gusto, bañar con un poquito de jeréz y tapar.
Cuando estén listas agregar los hongos cortados en rodajas finas y cocinar unos minutos hasta que queden tiernos.
Mezclar bien y dejar enfriar un poco.
Acomodar la masa para tarta en la tartera.
Cubrir con láminas de queso o muzarella.
Disponer encima el relleno de cebolla y champiñón.
Batir ligeramente el huevo con la crema y pimentar.
Verter encima del relleno anterior.
Cocinar la tarta en horno precalentado, a temperatura media hasta dorar.
Servir a gusto, caliente, tibia o fría.
Nota: la masa de tarta puede ser criolla o de hojaldre.
Los hongos pueden ser champiñón o portobello.
En lugar de jeréz se puede usar vino blanco o bien un chorrito de agua.
Se puede reemplazar la crema por queso blanco o queso crema.



Tarta de jamón, queso y crema

  • Masa para tarta 1
  • jamón cocido 200 g
  • queso fresco o muzarella 150 g
  • huevo 1
  • crema 2 cdas

Acomodar la tapa para tarta en una tartera.
Disponer encima el jamón.
Cubrir con queso o muzarella.
Batir ligeramente el huevo con la crema y verter sobre el relleno anterior.
Llevar a horno precalentado, a temperatura media hasta dorar.
Servir caliente, tibia o fría.
Nota: la masa para tarta puede ser de hojaldre o criolla, a gusto.
Se puede reemplazar la crema por queso blanco o queso crema.



Tarta fantasía, salada

  • Masa de hojaldre
  • morrón rojo1
  • morrón amarillo 1
  • morrón verde 1
  • jamón crudo 4 fetas
  • salchichas de viena 2
  • huevos 3
  • páprika
  • crema de leche 3 cdas

Forrar una tartera con masa hojaldrada.
Asar los morrones rojo y amarillo; dejarlos enfriar.
Hervir las salchichas en agua caliente.
Quitar la piel a los morrones y cortarlos en tiras.
Distribuirlas sobre la masa.
Limpiar y cortar en tiras finas el morrón verde.
Cortar a lo largo las salchichas cocidas.
Envolver cada mitad con una feta de jamón crudo.
Acomodarlas sobre la masa.
Batir los huevos con la páprika y la crema de leche.
Salpimentar a gusto (opcional).
Volcar sobre la tarta.
Distribuir encima las tiritas de morrón verde.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura media.

Tarta de ricota y merengue

  • Vainillas
  • vino dulce
  • ricota 500 g
  • azúcar
  • esencia de vainilla
  • huevos 3

Cortar las vainillas en trozos (aproximadamente unas 10).
Acomodarlas en una tortera desmontable enmantecada.
Rociarlas con un vino generoso (oporto, mistela, marsala).
Mezclar la ricota con 4 o 5 cdas de azúcar.
Añadir 3 yemas y perfumar con esencia de vainilla.
También se puede agregar ralladura de naranja o limón.
Mezclar bien para lograr una preparación homogénea.
Verter sobre la base de vainillas.
Batir las claras a nieve y agregar 1 tacita de azúcar.
Seguir batiendo para conseguir un merengue espeso.
Cubrir la crema de ricota.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, unos 45 minutos.
Retirar y quitar el aro del molde.
Dejar enfriar y desmoldar.