Hierbas y especias, frescas y secas

Hierbas frescas:
Elegir hojas brillantes y aromáticas, descartar las amarillas y marchitas.
Comprar las hierbas cuando se van a utilizar, aún guardándolas bien pierden rápidamente su sabor y forma, en especial las variedades de hojas suaves.
Guardar las hierbas frescas no más de 3 o 4 días, para ello envolver los manojos, sin lavar, en papel absorbente y guardar en un recipiente hermético o en bolsa sellada.
También se pueden colocar los tallos en una jarra con agua y cubrir las hojas con una bolsa plástica; cambiar el agua todos los días.
Conservar en la heladera.
Se pueden picar las hojas de hierbas frescas (perejil, cilantro) colocarlas en una cubetera y llevarlas al freezer.
Para utilizar las hierbas lavarlas en un plato hondo con agua fría, no bajo la canilla, y secarlas.

Hierbas y especias secas:
Comprar pocas hierbas y especias secas, para no desperdiciar.
Guardarlas en recipientes herméticos, en lugar fresco y seco.
No guiarse por la fecha de caducidad indicada en el envase, chequear el estado de las mismas constatando el olor, el gusto y el aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *