Pan de zapallo

  • Harina 500 g
  • sal 10 g
  • azúcar 25 g
  • levadura fresca 40 g
  • puré de zapallo 250 g
  • manteca 1 cda
  • miel 1 cda
  • agua c/n

Cocinar el zapallo o calabaza al horno o bien hervirlo.
Hacer un puré y reservar.
Mezclar la harina con la sal y el azúcar.
Añadir la levadura fresca desgranada y mezclar.
Sumar el puré de zapallo, la manteca y la miel.
Agregar el agua necesaria, unos 100 cc, para obtener una masa suave. Dejar levar en lugar tibio.
Dividir la masa en dos y bollar. Acomodar en una fuente y dejar descansar para leudar.
Pintar con huevo y llevar a horno precalentado, a temperatura moderada y cocinar hasta dorar ligeramente, unos 20 minutos.
Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Nota: en lugar de levadura fresca podes usar levadura seca, un sobrecito de 10 g. Del mismo modo se puede preparar un pan de batata o zanahoria, reemplazando el puré de zapallo por el que prefieras. Se pueden agregar semillas o frutos secos a gusto. Este pan sirve para preparar sandwiches o bien para comer a la hora del té con manteca, mermelada, queso, miel o dulce.

Morrones confitados

  • Morrones
  • aceite
  • sal
  • azúcar
  • Opcionales: ajo picado y pimienta

Colocar en una cacerola un poquito de aceite, podés usar neutro o de oliva el que gustes.
Cortar los morrones lavados, sin semillas, en tiras, colocarlos en la olla.
Espolvorear con un poco de sal y de azúcar.
Agregar si se quiere ajo picado y pimienta recién molida.
Tapar y cocinar a fuego mínimo hasta que queden tiernos.
Servir calientes, tibios o fríos, acompañando carnes y pollo.
También se pueden distribuir sobre una pizza.
Para esta preparación elegí los pimientos que quieras, rojos, verdes o amarillos, o bien un poco de cada uno.

Piadinas, masa con levadura

  • Harina con levadura 500 g
  • sal
  • aceite neutro 4 cdas
  • agua 300 cc

Mezclar la harina (lista para usar) con sal a gusto. Añadir el aceite, de girasol o maíz, y el agua, natural o tibia.
Amasar bien para conseguir un bollo suave y liso.
Tapar y dejar descansar 10 minutos o más.
Dividir la masa en pequeños bollitos. Estirar cada uno formando discos del tamaño que quieras.
Cocinarlos uno a uno en una sartén antiadherente aceitada y caliente.
Cocer de un lado, dar vuelta y terminar cocinando del otro lado.
Retirar, acomodar sobre una rejilla una piadina sobre otra haciendo una pila.
Mientras se cocinan ir dejándolas en una bolsa para mantener la humedad. Al terminar de cocinarlas retirarlas de la bolsa y taparlas con un lienzo limpio.
Dejar enfriar y volver a envasar para mantenerlas frescas hasta el momento de utilizar.
También se pueden comer, recién hechas, calentitas.
Las piadinas se rellenan con lo que gustes, pollo, carne, jamón y queso, etc… y se enrollan. Se pueden acompañar con salsas, verduras salteadas y/o queso blanco o fresco.
Nota: suelo utilizar la «harina con levadura lista para usar» que dá muy buen resultado. También se puede usar harina 000 o 0000 y añadir levadura, para medio kilo de harina son necesarios 25 g de levadura fresca o bien 5 g de levadura seca.

Milanesa de calabaza

  • Calabaza o zapallo
  • sal y pimienta
  • huevo
  • avena
  • mix de semillas
  • tomate
  • queso fresco o muzarella

Cortar la calabaza o zapallo en rodajas finas.
Salpimentar a gusto. Pasar por huevo batido.
Rebozar en una mezcla de avena y semillas.
Acomodar las milanesas en una fuente aceitada.
Cocinar en horno caliente hasta dorar la base.
Dar vuelta y cubrir cada una con rodajas de tomate y trocitos de queso fresco o muzarella.
Cocinar y gratinarlas.

Papas rellenas

  • Papas 2
  • panceta 100 g
  • cebollas de verdeo 2
  • queso crema 150 g
  • sal y pimienta
  • queso rallado

Cocinar las papas, hervirlas con cáscara.
Cortarlas a la mitad y ahuecarlas.
Hacer un puré y mezclar con panceta y cebolla picadas.
Añadir el queso crema y salpimentar a gusto.
Rellenar las papas ahuecadas y espolvorear con queso rallado.
Llevar a horno caliente y gratinar.
Servir.