Budín integral con frutos secos

  • Harina integral leudante 200 g
  • azúcar mascabo 4 cdas
  • miel 1 cda
  • yogur natural 1 vasito
  • huevos 2
  • aceite 50 cc
  • esencia de vainilla 1/2 cdita
  • ralladura de naranja 1 cdita
  • canela 1/2 cdita
  • vinagre blanco (de alcohol) 1 cdita
  • frutas secas (almendras, nueces, avellanas, pasas de uva, etc…) 200 g

Mezclar todos los ingredientes y verter en una budinera aceitada.
Llevar a horno precalentado, a temperatura medio baja hasta dorar y cocinar bien.
Chequear el punto de cocción con un palillo, hundiéndolo en el centro del budín, hasta que el mismo salga sec.
Retirar, dejar reposar unos minutos y desmoldar.
Es súper fácil, súper rico!!!

Torta Galesa

  • Manteca 250 g
  • azúcar negra 200g
  • huevos 4
  • cognac 1 copita
  • canela 1 cdita
  • nuez moscada una pizca
  • cacao amargo 1 cda
  • ralladura de limón o naranja 1/2
  • miel 1 cda
  • bicarbonato de sodio 1 cdita
  • harina leudante 400 g
  • frutas secas a gusto 500 g

Si elegimos sumar a la torta pasas de uva y/o ciruelas remojarlas con coñac durante un buen tiempo.
Batir la manteca con el azúcar a punto crema.
Añadir los huevos, uno a uno, integrar bien.
Sumar la ralladura, la miel, las frutas secas y las frutas remojadas con el coñac.
Incorporar poco a poco la harina tamizada, el bicarbonato, el cacao, la canela y la nuez moscada.
Si la masa queda muy densa añadir un poco de leche o soda hasta alcanzar una textura suave y lisa.
Verter en molde enmantecado y enharinado.
Llevar a horno precalentado y cocinar a fuego mínimo durante una hora o más, hasta que esté a punto.
Retirar, dejar reposar unos minutos, desmoldar y dejar enfriar.
Envolver en papel manteca y conservar en lugar fresco y oscuro.

Panetone

  • Masa madre:
  • harina 100 g
  • levadura fresca 10 g
  • agua 100 cc
  • Primer amasijo:
  • harina 000 500 g
  • azúcar 50 g
  • miel 1 cda
  • sal 1 cdita
  • agua 250 cc
  • Segundo amasijo:
  • yemas 2
  • manteca 200 g
  • leche 60 cc
  • azúcar 75 g
  • miel 2 cdas
  • harina 125 g
  • esencia de vainilla
  • frutas secas o chips de chocolate 250 g
  • Varios:
  • clara 1
  • azúcar 30 g
  • polvo de almendras c/n
  • azúcar impalpable

Masa madre o levadura previa: mezclar la harina, la levadura y el agua a temperatura ambiente. Tapar y dejar levar en la heladera toda la noche.

Primer amasijo: al día siguiente mezclar los ingredientes mencionados y sumar la masa madre. Amasar y formar un bollo. Tapar y dejar leudar durante 8 horas.

Segundo amasijo: incorporar al bollo leudado los ingredientes indicados. Mezclar muy bien todo y amasar. Tener un poco de paciencia ya que la preparación es pegajosa y no hay que añadir más harina que la señalada. Sólo hay que colocar en la mesada un poco de harina espolvoreada o un chorrito de aceite para poder levantar la masa y formar dos bollos para panes de 3/4 kg o 3 bollos para panes de medio kilo cada uno. Si el amasijo es demasiado blando también se puede batir con cuchara de madera y distribuir el batido en los moldes sin amasar, lo que facilita la tarea.
Acomodar los bollos en moldes de papel para pan dulce y colocar estos moldes sobre una asadera. Dejar levar durante 24 horas en la heladera. Si se deja leudar a temperatura ambiente seguramente se hará en muchas menos horas.

Cubrir con suavidad la superficie de los panes con una  pasta hecha con clara, azúcar y almendras (o nueces).
Llevar a horno precalentado y cocinar a temperatura medio baja durante 45 minutos o más.
Retirar y dejar enfriar. Espolvorear los panetones con azúcar impalpable.
Se puede comer el mismo día o bien dejarlo asentar durante uno o dos días.

Mollejas a la sidra

  • Mollejas 1 kg
  • sal y pimienta
  • aceite
  • sidra

Lavar bien las mollejas.
Retirar la piel que las recubre.
Colocarlas en una cacerola con agua y sal gruesa.
Hervirlas unos 15 minutos y colar.
Cortar en rebanadas de medio centímetro cada una.
Calentar bien una cacerola aceitada.
Dorar las rodajas de molleja de ambos lados.
Salpimentar a gusto y bañar con sidra.
Cocinar unos minutos y servir.
Nota: las preparé con sidra porque era la bebida que tenía. También se puede utilizar vino blanco o un vino generoso como mistela o marsala.
Quedan exquisitar también con champagne.

Pan dulce Maru

  • Levadura fresca 50 g
  • azúcar 1 cda
  • leche tibia 1/2 taza
  • harina 0000 850 g
  • azúcar 200 g
  • manteca 100 g
  • huevos 4
  • leche tibia 1 taza
  • ralladura de limón
  • coñac 1 cda
  • extracto de malta 1 cda
  • agua de azahar unas gotas (opcional)
  • frutas secas 375 g
  • jugo de 1 limón
  • azúcar impalpable c/n

Preparar el fermento mezclando la levadura la cucharada de azúcar y media taza de leche tibia. Dejar reposar unos minutos hasta espumar.
Aparte mezclar harina y azúcar; formar un hueco en el centro y agregar la manteca blanda, los huevos ligeramente batidos, la ralladura, el coñac, el extracto y el agua de azahar. Sumar el fermento y mezclar bien todo.
Amasar hasta obtener una preparación suave y lisa, formar un bollo y dejar reposar, tapado con un lienzo, en lugar tibio.
Cuando duplique su volumen incorporar las frutas secas y amasar para integrar bien todo. Dividir en dos o tres bollos y colocarlos en moldes de papel madera.
Cortar una cruz en la superficie de cada uno, pincelar ligeramente con huevo y dejar leudar nuevamente hasta que los panes dupliquen su volumen.
Llevar a horno precalentado, a temperatura moderada de unos 200 grados y cocinar unos 45 minutos.
Retirar y pintar la superficie con un glasé hecho con jugo de limón y cantidad necesaria de azúcar impalpable.
Dejar enfriar bien antes de cortar y servir.