Cake de batata

  • Huevos 2
  • aceite neutro 100 cc
  • jugo y ralladura de naranja
  • canela 1/2 cda
  • harina leudante 200 g
  • puré de batata 1/2 taza
  • azúcar 3 o 4 cdas
  • manzana rallada 1
  • pasas de uva 50 g
  • nueces picadas 50 g

Batir ligeramente los huevos con el aceite (de girasol o maíz).
Perfumar con ralladura de media naranja y canela.
Agregar el puré de batata, el azúcar, la manzana rallada y el jugo de 1 naranja.
Sumar la harina, las pasas y las nueces; mezclar bien para integrar todo.
Verter en molde aceitado y enharinado.
Llevar a horno moderado y cocinar unos 45 minutos o hasta que al colocar la punta de un cuchillo ésta salga limpia y seca.
Retirar del fuego y dejar entibiar, desmoldar y colocar en una rejilla para enfriar.

Pan de zapallo

  • Harina 500 g
  • sal 10 g
  • azúcar 25 g
  • levadura fresca 40 g
  • puré de zapallo 250 g
  • manteca 1 cda
  • miel 1 cda
  • agua c/n

Cocinar el zapallo o calabaza al horno o bien hervirlo.
Hacer un puré y reservar.
Mezclar la harina con la sal y el azúcar.
Añadir la levadura fresca desgranada y mezclar.
Sumar el puré de zapallo, la manteca y la miel.
Agregar el agua necesaria, unos 100 cc, para obtener una masa suave. Dejar levar en lugar tibio.
Dividir la masa en dos y bollar. Acomodar en una fuente y dejar descansar para leudar.
Pintar con huevo y llevar a horno precalentado, a temperatura moderada y cocinar hasta dorar ligeramente, unos 20 minutos.
Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Nota: en lugar de levadura fresca podes usar levadura seca, un sobrecito de 10 g. Del mismo modo se puede preparar un pan de batata o zanahoria, reemplazando el puré de zapallo por el que prefieras. Se pueden agregar semillas o frutos secos a gusto. Este pan sirve para preparar sandwiches o bien para comer a la hora del té con manteca, mermelada, queso, miel o dulce.

Piadinas, masa con levadura

  • Harina con levadura 500 g
  • sal
  • aceite neutro 4 cdas
  • agua 300 cc

Mezclar la harina (lista para usar) con sal a gusto. Añadir el aceite, de girasol o maíz, y el agua, natural o tibia.
Amasar bien para conseguir un bollo suave y liso.
Tapar y dejar descansar 10 minutos o más.
Dividir la masa en pequeños bollitos. Estirar cada uno formando discos del tamaño que quieras.
Cocinarlos uno a uno en una sartén antiadherente aceitada y caliente.
Cocer de un lado, dar vuelta y terminar cocinando del otro lado.
Retirar, acomodar sobre una rejilla una piadina sobre otra haciendo una pila.
Mientras se cocinan ir dejándolas en una bolsa para mantener la humedad. Al terminar de cocinarlas retirarlas de la bolsa y taparlas con un lienzo limpio.
Dejar enfriar y volver a envasar para mantenerlas frescas hasta el momento de utilizar.
También se pueden comer, recién hechas, calentitas.
Las piadinas se rellenan con lo que gustes, pollo, carne, jamón y queso, etc… y se enrollan. Se pueden acompañar con salsas, verduras salteadas y/o queso blanco o fresco.
Nota: suelo utilizar la «harina con levadura lista para usar» que dá muy buen resultado. También se puede usar harina 000 o 0000 y añadir levadura, para medio kilo de harina son necesarios 25 g de levadura fresca o bien 5 g de levadura seca.

Budín integral de naranja y chocolate

  • Huevo 1
  • claras 2
  • aceite 1 cda
  • naranja 1
  • miel 2 cdas
  • avena 1/2 taza
  • harina integral 1 taza
  • polvo de hornear 1 cdita
  • cacao 1 cda

Mezclar el huevo, las claras y el aceite neutro (girasol o maíz).
Añadir el jugo de una naranja y un poquito de cáscara rallada.
Sumar la miel, la avena, la harina integral, el cacao y el polvo de hornear.
Si la preparación resulta muy espesa añadir agua o más jugo de naranja.
Verter la mezcla en una budinera aceitada.
Cocinar en horno precalentado, a temperatura media, hasta dorar.
Retirar, dejar entibiar y desmoldar sobre una rejilla. Dejar enfriar.

Pan con dulce de membrillo

  • Harina 500 g
  • sal una pizca
  • azúcar 5 o 6 cdas
  • canela 1 cdita
  • vainilla 1 cdita
  • levadura fresca 25 g
  • vino generoso 1 copita
  • miel 1 cda
  • aceite 5 cdas
  • agua c/n
  • dulce de membrillo 200 g

Mezclar la harina (puede ser 000 o 0000 o la mezcla de ambas) con la sal, el azúcar y la canela.
Añadir la levadura fresca desgranada, mezclar.
Sumar la esencia de vainilla, el vino generoso (oporto, mistela, moscato o el que tengas).
Agregar la miel y el aceite.
Incorporar el agua necesario para amasar, el líquido total son unos 300 cc para medio kilo de harina.
Cortar el dulce de membrillo en cubitos y sumarlos a la preparación.
Si la masa es medio firme amasarla hasta obtener un bollo suave y liso. Si resulta pegajosa porque agregaste mucha agua batirla bien con cuchara de madera.
Dejar reposar para que leve al doble de su volumen.
Desgasificar la masa, dividir en dos partes; se pueden armar dos panes redondos o alargados o bien colocar la masa en dos moldes para budín inglés.
Dejar leudar nuevamente al doble o más. Espolvorear la superficie con azúcar (opcional).
Cocinar en horno precalentado, a temperatura medio baja, hasta dorar ligeramente.
Retirar y dejar entibiar, desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar antes de cortar.