Helado de melón

  • Melón cortado en cubos 4 tazas
  • azúcar 1/3 taza
  • frutillas 200 g
  • kiwis 4

Procesar el melón con el azúcar.
Llevar al freezer hasta que la preparación esté firme.
Procesar nuevamente para que quede cremoso.
Helar otra vez.
Pelar y cortar los kiwis en rodajas.
Cortar las frutillas limpias a la mitad.
Servir el helado de melón con las frutas cortadas.
También se puede acompañar con rodajas de mango o papaya.

Torrejas dulces

  • Brioche 4 rebanadas
  • huevos 2
  • azúcar 25 g
  • canela 1/2 cdita
  • manteca 25 g
  • azúcar impalpable
  • frutos rojos
  • crema batida

Batir los huevos con el azúcar.
Perfumar con la canela y mezclar.
Sumergir las rebanadas de brioche en el batido.
Cocinar en manteca derretida, dorar de ambos lados.
Retirar y servir las torrejas espolvoreadas con azúcar impalpable.
Acompañar con crema batida y frutos rojos frescos o en almíbar.

Semifreddo de almendras

  • Claras 4
  • azúcar 200 g
  • yemas 4
  • turrón de almendras 150 g
  • esencia de almendras
  • crema de leche 150 cc
  • sal una pizca

Batir las claras a nieve con la pizca de sal.
Añadir el azúcar y batir hasta formar un merengue.
Sumar las yemas batidas a blanco y perfumar con unas gotas de esencia.
Incorporar el turrón en trocitos y mezclar suavemente.
Agregar la crema batida y mezclar en forma envolvente.
Verter en un molde y llevar al freezer.

Creme brulée

  • Crema de leche 400 cc
  • azúcar 100 g
  • ralladura de naranja
  • yemas 5
  • caramelo líquido c/n

Calentar la crema con la ralladura y el azúcar.
Romper las yemas con el batidor.
Añadir poco a poco la crema perfumada.
Batir para mezclar e integrar bien.
Verter en 6 moldecitos acaramelados.
Acomodar en una fuente algo profunda con agua.
Cocinar al horno, a baño maría, unos 25´.
Retirar y dejar enfriar.
Llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Brioche con huevo dulce

  • Brioche 4 rebanadas
  • huevos 2
  • azúcar 25 g
  • canela 1/2 cdita
  • manteca 25 g
  • azúcar impalpable

Batir los huevos con el azúcar y la canela molida.
Sumergir las rebanadas de pan brioche en este batido.
Freír en manteca derretida hasta dorar de ambos lados.
Retirar y servir espolvoreadas de azúcar impalpable.
Acompañar, si gusta, con crema batida y frutos rojos.