Ensaimadas

  • Harina 500g
  • sal una pizca
  • levadura instantánea 1 sobre
  • azúcar 80 g
  • manteca 25 g
  • aceite neutro 2 cdas
  • leche tibia 225 cc
  • huevos 2
  • manteca de cerdo c/n
  • azúcar impalpable c/n

Cernir la harina junto a la sal, la levadura y el azúcar.
Incorporar la manteca blanda, el aceite, los huevos y la leche.
Mezclar bien y amasar hasta conseguir una masa lisa y elástica.
Dejar descansar, tapada, hasta que duplique su volumen.
Formar rectángulos, amasando con ayuda de un palote, hasta lograr una masa bien delgada.
Untar ligeramente con la manteca de cerdo.
Enrollar cada rectángulo y dejar leudar durante 40´.
Formar con cada rollo una espiral sin apretar, humedeciendo con agua la punta para ajustar ligeramente.
Acomodar sobre una placa apenas enmantecada o aceitada.
Dejar que tripliquen su volumen.
Hornear las ensaimadas en horno precalentado, a fuego medio alto, durante unos 15´, hasta que se doren ligeramente.
Retirar, pintar la superficie con agua y espolvorear abundante cantidad de azúcar impalpable.
Acomodar las ensaimadas sobre una rejilla y dejar que se enfríen.
Nota: se pueden comer solas, con manteca, mermelada o dulce de leche.
También se pueden preparar emparerados de jamón y queso y gratinarlos en el horno.
Ver foto.



Quinotos en almíbar II

  • Quinotos 1/2 kg
  • azúcar 500 g
  • agua c/n
  • sal gruesa una pizca
  • esencia de vainilla 1 cda
  • clavos de olor 2 o 3

Hervir los quinotos en agua con sal 10´.
Enjuagarlos bien y hervirlos en agua limpia unos minutos más.
Pincharlos con un tenedor.
Hacer un almíbar con un litro de agua y medio kilo de azúcar.
Perfumar con la esencia y los clavos de olor.
Incorporar los quinotos y cocinar hasta lograr un almíbar medio espeso.
Se pueden preparar una noche y dar el hervor en almíbar en dos etapas.
Es decir terminar la cocción al día siguiente.
La presente receta está basada en los comentarios que generó la primera y la colaboración de los usuarios; a todos muchas gracias!!!
Ver receta: Quinotos en almíbar
Ver foto.



Pancitos de ricota

  • Harina 500 g
  • sal 2 cditas
  • levadura instantánea 5 g
  • azúcar una cdita
  • ricota 85 g
  • manteca 40 g
  • leche 200 cc
  • agua 50 cc
  • Optativos:
  • huevo batido
  • semillas de kümmel

Cernir la harina con la sal, la levadura y el azúcar.
Incorporar la ricota, la manteca blanda, la leche y el agua tibias.
Mezclar bien y amasar.
Tapar y dejar leudar al doble de su volumen.
Dividir la masa en pequeños bollos, acomodarlos en una asadera y dejar levar nuevamente.
Pintar si desea con huevo batido y espolvorear con semillas de kümmel..
Cocinar en horno precalentado, a temperatura media unos 20´, hasta que los pancitos queden dorados.
Retirarlos y acomodarlos en una rejilla.
Pintarlos con agua natural y dejar enfriar.
Ver foto.

Pancitos alemanes

  • Harina 1/2 kg
  • sal 1 cdita
  • levadura instantánea 5 g
  • azúcar 50 g
  • cerveza rubia 100 cc
  • leche 40 cc
  • agua 150 cc
  • manteca 65 g
  • Optativos:
  • huevo para pintar
  • semillas de sésamo

Tamizar la harina junto a la sal, la levadura y el azúcar.
Añadir la manteca en pomada, la cerveza, la leche y el agua tibia.
Mezclar bien y amasar.
Dejar levar el bollo de masa hasta que duplique su volumen.
Dividir la masa en pequeñas porciones, formar bollitos y dejar leudar nuevamente.
Cortar la superficie con hoja bien afilada.
Pincelar si se desea con huevo batido y espolvorear con semillas de sésamo.
Hornear a temperatura media hasta que lo pancitos queden ligeramente dorados.
Retirar, acomodarlos sobre una rejilla.
Pincelarlos con agua a temperatura ambiente y dejar enfriar.
Ver foto.

Pancitos de papa

  • Harina 1/2 kg
  • sal 2 cditas
  • levadura instantánea 1/2 sobrecito (5 g)
  • azúcar 1 cda
  • leche 100 cc
  • agua 150 cc
  • puré de papa 100 g
  • manteca 50 g
  • huevo 1

Cernir la harina junto a la sal, la levadura y el azúcar.
Incorporar la manteca blanda, el puré, los huevos, la leche y el agua tibias.
Mezclar bien y amasar.
Formar un bollo y dejar reposar hasta que duplique el doble de su volumen.
Dividir la masa en pequeños bollos y disponer los pancitos sobre una placa para horno.
Dejar levar nuevamente al doble, tapados, en lugar tibio.
Hacerles un corte en la superficie y cocinar en horno medio hasta que los pancitos se doren.
Retirar, acomodar sobre una rejilla y pincelar con agua natural.
Dejar enfriar y servir.
Ver foto.