Tostada con huevo y palta

  • Huevos 2
  • queso crema 2 cdas
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • tostadas
  • palta

Batir ligeramente los huevos y añadir el queso crema, mezclar bien. Salpimentar a gusto.
Cocinar en una sartén aceitada caliente hasta que el huevo cuaje.
Acomodar sobre las tostadas y servir con rodajas de palta.

Jengibre encurtido (pickles)

  • Raíz de jengibre fresca 200 g
  • azúcar 3 cdas
  • vinagre de arroz 200 cc

Pelar y cortar el jengibre en láminas finas.
Blanquear durante 5 minutos en agua hirviendo con sal. Colar bien y reservar.
Colocar el azúcar en una cacerolita, humedecer con unas gotas de vinagre. Llevar al fuego para hacer un caramelo ligeramente dorado. Incorporar el vinagre y cocinar unos minutos hasta que el azúcar se disuelva completamente, logrando un almíbar color caramelo.
Añadir el jengibre y mezclar bien.
Envasar en frasco limpio y hermético.
Conservar en la heladera o en un lugar fresco.
Dejar reposar unos días antes de consumir.
Nota: se puede reemplazar el vinagre de arroz por vinagre de manzana, el último es bastante más suave.

Yogur casero

  • Leche 2 litros
  • yogur entero 200 g
  • azúcar a gusto
  • esencia de vainilla a gusto

Calentar la leche hasta llegar al hervor.
Apagar el fuego y dejar entibiar.
Añadir el yogur y mezclar.
Tapar y dejar reposar seis horas o más.
Se puede preparar de noche y dejarlo hasta la mañana siguiente.
Añadir azúcar a gusto y perfumar con esencia de vainilla u otro sabor a gusto.
Batir bien y envasar.
Conservar en la heladera.



Champiñones salteados

  • Champiñones
  • aceite
  • jugo de limón
  • sal
  • provenzal
  • ají molido

Lavar, secar y cortar los hongos en rodajas finas.
Verter un chorrito de aceite, neutro o de oliva, en una cacerola pequeña.
Colocar los champiñones cortados.
Bañar con un poco de jugo de limón, para que no se tornen oscuros.
Salar a gusto.
Cocinar a fuego bajo, con cacerola tapada, hasta que estén tiernos.
Esto nos lleva unos pocos minutos.
Apagar el fuego.
Condimentar con provenzal y ají molido.
Dejar enfriar y servir-
Nota: pueden acompañar carnes, utilizarse en rellenos o como cubierta de pizzas y tartas.
Del mismo modo se pueden preparar los hongos portobello.



Ricota horneada

  • Ricota 400 g
  • queso romano 1 taza
  • huevos grandes 2
  • ajo 1 diente
  • orégano fresco 1 cdita
  • ají molido 1/4 cdita
  • manteca c/n

Precalentar el horno a temperatura medio alta.
Enmantecar generosamente un molde.
Batir la ricota con el queso rallado y los huevos.
Sumar el ajo picado, el orégano y el ají molido.
Mezclar para obtener una preparación homogénea.
Verter en el molde y llevar al horno.
Cocinar hasta que la superficie del budín quede dorada.
Dejar reposar 5 minutos.
Servir, acompañado de pan tostado.